•  |
  •  |

Desde las dos hasta las seis de la mañana de ayer, bajo un fuerte dispositivo policial chinandegano, fueron trasladados 190 reos, los cuales se encontraban en condiciones insalubres y de hacinamiento en las celdas preventivas de la delegación policial de esta cabecera departamental, hacia un pabellón acondicionado en el Sistema Penitenciario Regional de Occidente, con sede en esta ciudad.

El comisionado mayor Douglas Rafael Pichardo Ramírez, jefe departamental de la Policía de Chinandega, aseguró que el propósito de “vaciar” las celdas es para remodelarlas, brindar más espacio y mejorar la seguridad.

Estas celdas tienen 32 años de existencia, están acondicionadas para albergar a 60 reos, ya presentaban barrotes oxidados, insalubres e inseguros, lo que representaba un peligro para la seguridad ciudadana.

El oficial aseguró que remodelarán las ocho celdas preventivas con capacidad para 60 reos, y en los últimos meses tenían 190 prisioneros varones y mujeres, por lo que había hacinamiento.

En un recorrido por las celdas, constatamos el deterioro de los camarotes de hierro, el piso, las llaves de agua, y los barrotes, que fueron cortados en tres oportunidades, cuando se reportaron varias fugas, incluyendo una de doce prisioneros.

El jefe policial afirmó que los trabajos de remodelación de las celdas podrían durar dos meses, y tendrán mejor seguridad para evitar intentos de fuga.