•  |
  •  |

El Banco Centroamericano de Integración Centroamericana (BCIE) y la Unión Europea (UE) concluyeron el Programa de Desarrollo de Zonas Fronterizas en América Central (Zonaf), el cual benefició a casi 1.6 millones de habitantes, por medio de 103 proyectos ejecutados en los países de la región, durante un período de siete años, para apoyar el desarrollo de las zonas fronterizas.

El Programa Zonaf fue creado el 22 de enero de 2004, por el BCIE y por la UE, para atender de forma directa a las poblaciones más necesitadas y generalmente marginadas de los procesos de desarrollo e integración de la región.

A través de las acciones del Programa Zonaf se invirtieron US$151.54 millones en diversos proyectos de carácter social.  Dicha inversión contó con un aporte con recursos del BCIE de US$89.9 millones, incluyendo US$55 millones del Gobierno de México, mediante el otorgamiento de créditos para dos proyectos de carreteras internacionales en Honduras y en Nicaragua, un aporte con recursos no reembolsables de la Unión Europea por US$38.9 millones, y aportes de diferentes agencias de cooperación, comunidades beneficiadas, gobiernos centrales y locales, y ONG, por US$22.7 millones.

Los recursos de cooperación brindados colaboraron con el desarrollo social de Centroamérica, en sectores clave como educación, salud, seguridad alimentaria, medio ambiente, energía, agua y saneamiento, producción y comercialización, e infraestructura vial.  

Asimismo, a través de la incidencia en los sectores en mención, los proyectos del Programa Zonaf contribuyeron al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), como se pudo apreciar en la publicación del documento “Contribución del Programa Zonaf a los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, que fue presentado por el BCIE y por la UE en el evento de cierre.

Según el jefe de Cooperación de la Delegación de la Unión Europea en Honduras, Laurent Sillano, “en esta etapa de culminación del programa Zonaf, podemos destacar que gran parte de su éxito se debe a la ejecución descentralizada, entendida como la capacidad de idear y de ejecutar obras de inversión social que estén de acuerdo con las necesidades locales.

En el caso de Honduras, la descentralización ha ido gradualmente adquiriendo mayor relevancia. Este proyecto es una muestra concreta de lo que se puede lograr mediante una mayor participación de la ciudadanía, a nivel local, en los procesos de solución a sus problemas de desarrollo y de reducción de la pobreza”.

“Zonaf ha representado un verdadero caso de éxito. Su ejecución en proyectos ha sido muy eficiente: un 95% del presupuesto del Programa ha sido otorgado a la ejecución de los 103 proyectos, y un 5% se invirtió en la operatividad del programa. La clave de éxito ha sido la modalidad operativa, que permite la sinergia de acciones de Zonaf, los gobiernos locales, la comunidad y las empresas privadas”, según explicó el presidente ejecutivo en funciones del BCIE, Dr. Alejandro Rodríguez Zamora, destacando a la vez que el BCIE ha destinado en el último año y medio un total de US$1,780 millones, de los cuales un 46% está destinado a desarrollo humano e infraestructura social.

Agregó que para el BCIE, como administrador de Zonaf y como principal fuente de recursos del programa, las intervenciones realizadas se identifican con los fines que persigue la Estrategia Institucional 2010-2014 del BCIE, por lo cual, basándose en las lecciones aprendidas, el Banco trabaja actualmente en una nueva propuesta para darle continuidad a este programa.