•  |
  •  |

Miembros de la Fundación Entre Mujeres, (FEM), de la Unión de Cooperativas Agropecuarias UCA-Miraflor y de la Federación para el Desarrollo Integral entre Campesinos y Campesinas, (Feducamp) analizan la incidencia de empresas transnacionales en Nicaragua, a fin de hacer planteamientos a las instancias del gobierno.

Más de cincuenta dirigentes asistieron al foro, celebrado en las instalaciones de la Fundación Entre Mujeres, con sede en Estelí, para debatir sobre la incidencia de las multinacionales, entre ellas las españolas tanto en el país como en el resto de América Latina.

Representantes de la ONG española Paz con Dignidad presentaron a los asistentes un estudio realizado por el Observatorio de las Multinacionales en América Latina (OMAL) sobre el impacto negativo que tienen en Nicaragua empresas como Unión Fenosa, Telefónica y otras.

Todas esas entidades transnacionales, amparándose en interpretaciones propias de los tratados internacionales de libre comercio, se aprovechan de la situación de países como Nicaragua, dijeron.

Estrategia definida
Las empresas españolas tienen una estrategia definida en la que comercializan  productos de primera necesidad, lo que tiene incidencia no sólo económica, sino en otros aspectos afectan las políticas públicas nacionales y la Constitución Política, afirmaron los participantes en el foro.

Hay servicios como el agua, luz, telefonía que son encarecidos. Se trata de servicios necesarios que garantizan grandes beneficios particulares, porque si bien serán  consumidos por  la población, hay al mismo tiempo enormes sectores pocos o escasos recursos que no tienen acceso a éstos, porque la visión es economicista.
 
Lo que se queda
Lo que aquí se queda es mano de obra barata, malas condiciones laborales y la falta de convenios colectivos, aparte de la vulneración de los derechos de hombres y mujeres que trabajan para estas grandes empresas, o afectaciones por accidentes laborales, porque tampoco se les garantizan ambientes mínimos para desempeñar sus labores.
 
Trabajo de la Alianza

El trabajo de esta Alianza entre las tres organizaciones norteñas tiene como  línea el cuidado del medio ambiente, producción orgánica diversificada, turismo y desarrollo integral sostenible. Estos logros han sido posibles gracias a la organización de estas cooperativas y asociaciones.

Dentro del debate también fue planteada la importancia de exigir a instancias del gobierno y la Asamblea Nacional, una ley especial de pago por el servicio ambiental, que obligue a pagar impuestos a estas empresas afincadas en Nicaragua y que hoy por hoy, están exentas.

Las tres organizaciones, FEM, UCA-Miraflor y Feducamp colaboran desde el año 2007 en una Alianza donde realizan proyectos conjuntos.