•  |
  •  |

En la víspera de la semana especial de Oración por la Patria (del 8 al 15 de septiembre) que se celebrará en la Diócesis de Granada, Boaco y Rivas, monseñor Jorge Solórzano, exhortó a las parroquias, movimientos cristianos, pequeñas comunidades, colegios, casas religiosas y a todos los hogares nicaragüenses a orar mediante Eucaristías, rosarios y vigilias, con el propósito de alcanzar la paz en el país.

En un amplio mensaje emitido este fin de semana, el prelado pide reflexionar sobre el auténtico significado patrio. “El amor a la patria es la suma de todos los amores. Porque en la patria está la tierra, los paisajes, la familia, la lengua, la cultura, la religión, la libertad, el recuerdo de nuestros próceres y de nuestras tradiciones; pero también es algo más: Es la conciencia de que este grupo de personas que -sea por nacimiento, por inmigración o por otras causas- están relacionadas entre sí y  tenemos, según los planes de Dios, una misión, un destino, una empresa colectiva en este mundo y en la historia”, expresó.  

Coincide con celebración a la Virgen María
El inicio de la festividad coincide con la celebración del nacimiento de la Virgen María y concluye el jueves 15 con la celebración de la Virgen de los Dolores.

Cuando faltan pocos días para la fecha, Solórzano criticó el “chauvinismo o patrioterismo”, o como lo llamaba el padre Fray Francisco de Paula Castañeda “patriomismo”, porque no es patriotismo sino una especie de egoísmo disfrazado de patriotismo, dijo.

“Este vicio, no importa el nombre que se le dé, consiste en aprovecharse de la Patria. Tenemos que preguntarnos qué puedo hacer yo por la patria, no que puede hacer la Patria por mí, éste es el auténtico amor a la Patria”.

Virtudes cristianas y patrióticas
La justicia, la piedad, la caridad y la gratitud las menciona como algunas virtudes cristianas que se relacionan con el patriotismo. Igual que para con la Patria, reconoce que también hay deberes para con la forma de gobierno, pero señaló que no deben confundirse, porque las obligaciones son diversas para con una y con otra.   

“Hay formas de gobierno buenas y malas; los hombres son libres para opinar (si tienen razones fundadas y mientras no sea solo fruto de sus pasiones), cuál es la mejor para su país, al menos en el momento histórico en que viven. No debemos olvidar que todas las formas de gobierno son accidentales y es muy difícil a veces acertar cuál es la mejor para gobernar a un grupo determinado de personas”.

El Obispo concluyó sus palabras animando a recordar los orígenes cristianos del pueblo nicaragüense y a cumplir con la misión histórica que se le ha encomendado.