•   Jícaro / Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • END

Según Leonel López, dirigente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, la montañita de La Jumuyca ha “vuelto a emplumarse” de vegetación, regenerada desde el 26 de mayo pasado, cuando un tornado con lluvia y granizo la arrasó, incluidas 266 manzanas de café, casi la mitad establecida en la zona.

“Afortunadamente, así como nos golpea la naturaleza, también nos beneficia. Ahora se ve el cerro tal como si no ha pasado nada. La regeneración ha subido tan rápidamente unos dos metros”, explicó.

Los 56 pequeños caficultores afectados han realizado labores de limpieza y poda con lo cual ya avizoran una cosecha de plátanos y bananas. En el caso del café, según López, lo han “recepado”, una labor que consiste en el corte de la mata del árbol para obtener un rebrote de hijos. Este año, apenas podrán cosechar unos 100 quintales del grano.

Reestructuran deudas
López, también habitante de esta comarca cafetalera, dijo que gestionaron con éxito ante el Instituto Nacional Forestal, Inafor, una reducción del impuesto y la agilización de trámites para el aprovechamiento de la madera caída, unos 5 mil metros cúbicos.

Respecto al financiamiento para la recuperación de las fincas cafetaleras, dijo que algunos han sido favorecidos con el fondo “Cristiano y Solidario”, Crisol, del gobierno, y otros por el Banco Produzcamos, aunque enfrentan el problema del alto endeudamiento y la carencia de títulos de propiedad para acceder a los créditos.

Indicó que las cooperativas microfinancieras de la zona están reestructurando las deudas de los productores afectados a plazos de cinco y 10 años, en parte, con base al beneficio de una restructuración de la cartera que tienen con el Banco Produzcamos.

Falta sensibilización para reforestar
El líder de la UNAG manifestó que el desastre sufrido en la Jumuyca se ha convertido en un programa especial del gobierno, el cual involucrará acciones integrales, encaminadas a la mitigación ambiental, económica y social.

Añadió que varios organismos de cooperación internacional han expresado interés en participar en el proyecto, que esperan iniciar el 15 de octubre, con el llenado de bolsas para los viveros de café y de especies forestales.

López Zeledón solicitó a los medios de comunicación, principalmente a la radio, para que impulsen campañas de sensibilización en el campesinado, porque uno de los riesgos que se enfrentan para la restauración del bosque, es la falta de conciencia por sembrar árboles.

“Si nos dan 100 plantas es para llevarlas a nuestras fincas, no tenerlas detrás de la casa”, aconsejó.