•  |
  •  |

Con éxito culminó un programa que buscaba fortalecer las actividades económicas de las mujeres de Occidente, financiado por el organismo holandés ICCO, que benefició con diez proyectos a grupos de mujeres de varios municipios de los departamentos de León y Chinandega.

El proyecto Fortalecimiento de las Actividades Económicas de las Mujeres de Occidente en Cadenas de Valor”, tuvo una duración de dos años y se ejecutó a través del Consejo de Mujeres de Occidente.

ICCO otorgó financiamiento a proyectos referidos a la producción de ajonjolí en las comarcas La Grecia y Cosigüina; al fortalecimiento del comercio con la Asociación de Comerciantes de los Mercados de Chinandega, Acomechi; a la producción de cereales de la comarca La Unión, de San Pedro del Norte, y la  comercialización de camarón, con el colectivo Las Flores, de Puerto Morazán.

También se financió un proyecto de producción de miel en la comarca Cayanlipe, y otro de ajonjolí en la comarca El Boquerón, de los municipios de Quezalguaque y El Jicaral, respectivamente.  

Asimismo, se aportó dinero para la producción de cereales en la comarca Los Zarzales, municipio de Malpaisillo, y de artesanías en La Paz Centro.

Capacitadas en técnicas empresariales

Un total de 127 mujeres fueron capacitadas en técnicas empresariales, para el fortalecimiento de sus planes de negocios. Las beneficiadas establecieron una alianza con la Red Nicaragüense  de Comercio Comunitario de Nicaragua, Renic, para conocer continuamente los precios de los productos que ofertan las mujeres beneficiadas con este proyecto.

Otros organismos de cooperación también ayudaron a la buena andanza de los proyectos.

La Cuenta Reto del Milenio, CMR, de la cooperación estadounidense, entregó equipos de trabajo a las socias beneficiadas. Fundar apoyó con programas de capacitación, y Amigos de la Tierra con un plan para formación y becas.

Componente de sostenibilidad     
Ventura Urey, productora de camarón del municipio de Puerto Morazán, dijo que 16 mujeres recibieron financiamiento del ICCO para el fortalecimiento de una granja de 87 hectáreas que produce mil 800 quintales de ese rubro en una de las dos cosechas al año. 

Por su parte, Jazmina Guzmán, productora de quesillos y artesanía del municipio de La Paz Centro, expresó que los recursos han sido bien manejados, gracias a que han puesto en práctica la capacitación recibida.
“Contamos con un buen componente de sostenibilidad para seguir produciendo. Hemos participado en diversas ferias con apoyo de Renic, y hemos dado a conocer nuestros productos”, indicó.   

Entusiasmadas
Reina Iris Sánchez, originaria de la comarca El Cerro, jurisdicción del municipio de San Juan de Cinco Pinos, en representación de 12 personas que se dedican a la elaboración de artículos a base de hoja de pino, señaló que la cooperación del organismo holandés llegó a buena hora y que trabajarán con entusiasmo para mantener el proyecto.

Manifestó que los miembros del grupo Esperanza Juvenil de esa comarca ofertan sus productos en ferias en mercados de Chinandega, y en el futuro estarán en otras ciudades de Nicaragua y en el mercado internacional.

“Con lo que comercializamos cubrimos las necesidades de nuestros hijos y nuestra familia. Los precios de los artículos oscilan entre 20 córdobas y mil córdobas, al alcance de todos”, consideró.

En similares términos se pronunció Esther López, productora de cereal de ojoche y de vino de flor de Jamaica, en el municipio de San Pedro de Potrero Grande, quien afirmó que están presentes en ferias, como un mecanismo eficiente para dar a conocer sus productos, lo cual genera ganancia.

Uso transparente de fondos
Santos Espinoza, dirigente de la Acomechi, expresó que se han establecido mecanismos útiles para que las mujeres beneficiadas por el ICCO hagan enlaces con las alcaldías para el fortalecimiento de las empresas de mujeres.

“Hay un componente de la cadena de valor, trabajamos con créditos bancarios y microfinancieras, y también pensamos abrir más espacios para las mujeres en los mercados; de esta manera seguiremos contribuyendo al desarrollo de los municipios del Occidente del país”, aseguró.

Petrona Pérez, Gerente del Proyecto y Presidenta del Consejo de Mujeres de Occidente, CMO, dijo que el financiamiento entregado a las mujeres para la ejecución de los diversos planes de negocios, han sido manejados con transparencia, tal como lo demostrara una auditoría del ICCO.