•  |
  •  |

Más de un mil campesinos de comarcas y comunidades de Rancho Grande marcharon por las calles de este municipio, para repudiar la destrucción y contaminación del medio ambiente, bajo el lema “Heredemos un mundo habitable y no un planeta contaminado”.

Esta marcha que demostró cómo los habitantes de este municipio están dispuestos a defender la tierra, fue promovida y coordinada por la Iglesia Católica y encabezada por el párroco padre Marlon Velázquez Flores, quien contó con el apoyo de la Iglesia Evangélica, organismos gubernamentales y no gubernamentales al igual que las autoridades municipales.

En su intervención, el sacerdote dijo que vienen días de amar la tierra vegetal y animal, lograr ríos con aguas sin envenenar, aguas que puedan beber los que tienen sed. Agradeció el gesto de hombres y mujeres, niños y ancianos que se trasladaron hasta Rancho Grande para decir juntos que quieren un mundo habitable para sus hijos y nietos.

“El espíritu de este acontecimiento llenó de esperanzas, no es el salario, no están porque les pagan por asistir, sino por un espíritu patriótico, ya que son  responsables de las futuras generaciones”, aseguró el prelado.

Gritos que escucha el corazón
Señaló que el corazón escucha día a día el grito de las montañas que aún respiran, el grito de los ríos contaminados, de la tierra que quiere ser asesinada por la actividad minera, por las calles llenas de basura, de vehículos que dejan estela de gases a su paso.

“Estamos saliendo del discurso vacío, del simple lamentarse, del callar y de quedarse en las casas solamente pidiéndole a Dios que cambien la tierra, pero hoy queremos colaborar, por lo que todos se han unido porque Dios ha dicho que el futuro se decide con el corazón y el proyecto de salvación, pero también con nuestras manos y patriotismo”, enfatizó el guía espiritual.

A este primer foro ecológico, donde tanto la iglesia católica  junto a la iglesia evangélica y Organismos no gubernamentales acordaron trabajar junto en defensa del medioambiente y los recursos naturales; estuvo el ministro del Inafor, quien dijo que lleva esta iniciativa de la población de Rancho Grande a la reunión de ministros del gobierno.

No sólo el gobierno
El titular del Inafor señaló la importancia de ver al pueblo de Rancho Grande trabajando para conservar el medioambiente y no sólo esperando que el gobierno haga o llegue para hacer.