• EL VIEJO |
  • |
  • |

Pequeños y medianos productores de la Península de Cosigüina al noroeste de esta ciudad, solicitaron a la Alcaldía de El Viejo y al Ministerio de la Construcción y Transporte (MTI) la reparación de los 17 kilómetros que unen al Empalme de Cosigüina con el puerto de Potosí.

En un recorrido realizado por el lugar EL NUEVO DIARIO constató el pésimo estado de la vía, lo cual dificulta el traslado de la producción de maní, ajonjolí, granos básicos, productos lácteos, plátano, pescado, camarón, entre otros. Así como contratiempos para trasladar enfermos a centros asistenciales del municipio y de la cabecera departamental Chinandega. Para los pasajeros que viajan a bordo de autobuses y para turistas que visitan el volcán Cosigüina y el Golfo de Fonseca, resultó un dolor de cabeza viajar sobre esa carretera, la cual está llena de lagunas debido a las intensas lluvias.

El productor José de Jesús Jiménez, detuvo por unos instantes su motocicleta para expresar que también existe dificultad en el tramo carretero hacia las comunidades de Mechapa, Apascalí y Punta Ñata, de gran potencial productivo y turístico.

“Aquí se atascan los vehículos sencillos, pasan con dificultad los vehículos de doble tracción debido a los pegaderos. Hay personas que vienen de Potosí, Cosigüina y El Rosario a pie para subirse a los autobuses en el empalme.

En octubre debido al invierno la situación se agrava, pobladores de Punta Ñata tienen que salir a caballo a hacer sus compras. Los miembros de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) solo se pelean pero no ponen cartas en el asunto”, expresó el productor originario de la comarca Los Paniquines.

Llamado al MTI y a la alcaldía
Por su parte, Hilario García, Presidente de la Cooperativa Apícola del Pacífico (Cap-RL) de Cosigüina, expresó que dos de los diecisiete kilómetros están totalmente intransitables por lo que urge a las autoridades competentes reparar el tramo. El apicultor expresó que al menos el MTI y la alcaldía con sus módulos de carreteras deben rellenar con tierra los pegaderos porque al final del invierno la vía podría cortarse.

“Hay buses que se han quedado atascados, y los usuarios tienen que caminar para llegar a su destino. Si le echaran piedras a la carretera sería un gran alivio para los pobladores de varias comarcas”, indicó.

Douglas Francisco Ramos manifestó que hace seis semanas expusieron el problema al viceministro del MTI, quien constató el avance de la pavimentación de la carretera El Congo-Empalme de Cosigüina, pero no ha dado respuesta.