Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

La organización Comisiones Obreras Paz y Solidaridad de España, destinó 16 millones 780 mil córdobas para el proyecto Viviendas Dignas e Higiénicas, en el barrio Solidaridad, en Granada, informó la diputada María Lidia Mejía, coordinadora de la Asociación de Mujeres Nicaragüenses, “Luisa Amanda Espinoza”.

Durante la inauguración de más de 50 casas en ese barrio, Mejía dijo que de 220 casas proyectadas, hasta el momento llevan 115, y las que faltan podrían estar edificadas en septiembre de este año, con un nuevo desembolso de Paz y Solidaridad.

En el acto estuvo presente un grupo de españoles en representación de los Ayuntamientos de Cantabria, Aragón y Zaragoza, entre ellos el presidente de la organización, Jorge Arrazán, Ana María Fernández, Ana Victoria Gómez y Ana María Vilar, que coincidieron en continuar el apoyo a Amnlae para la construcción de viviendas en los lugares más empobrecidos de Granada.

Los cooperantes fueron declarados Huéspedes de Honor por la señora alcaldesa Rosalía Castrillo Sevilla, además les entregaron la llave de la ciudad y pergaminos en reconocimiento a la labor humanitaria desarrollada en este municipio.

También les entregaron reconocimientos al doctor Miguel Ángel Espinoza, ex concejal, y a la licenciada Margarita Molina Tenorio, por su firme trabajo al lado de esas familias.

Cinco años del barrio
La señora Maritza Rugama, lideresa de la comunidad, habló sobre la historia de la lucha de los habitantes del barrio Solidaridad, que precisamente el cinco de este mes arribó a los cinco años de su conformación territorial, en medio de muchas limitaciones, al ubicarse en terrenos fangosos, pero ahora convertido en un próspero asentamiento humano.

En ese sector urbano, frente a las costas del lago Cocibolca, las actuales autoridades edilicias han realizado trabajos en 460 metros lineales de cunetas y proseguirán con el adoquinamiento, y en los próximos meses concluirán con 120 metros más.

Las casas levantadas con el apoyo de Paz y Solidaridad son construcciones de mampostería, techo de zinc, con sus ventanas de persianas, sus puertas, un porche, agua potable, energía eléctrica y servicios sanitarios.

El agradecimiento a los españoles lo manifestó la licenciada Carolina Berroterán Cisneros, una de las beneficiadas con una de esas casas, quien dio “gracias a ustedes por hacer nuestro sueño realidad”.

Por su parte, el sacerdote Omar Cordero bendijo las nuevas habitaciones y oró en agradecimiento, a su vez exhortó a los vecinos a cuidar y mantener limpias sus casas.