Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

Juigalpa
Una investigación exhaustiva promueven técnicos del Ministerio de Salud, Marena y la Procuraduría Ambiental, con el fin de encontrar elementos que les permita identificar a las personas que el pasado 25 de marzo, envenenaron las aguas del río que cruza por la comunidad de Karquita-La Libertad.

De acuerdo a la ingeniera María Gabriela Abarca, Delegada del Marena en Chontales, la primera tarea que realizaron en el lugar de la contaminación, fue tomar muestras de agua, para luego enviarlas a un laboratorio privado de Managua para conocer el tipo de tóxico que lanzaron a esa fuente hídrica.

“Queremos sentar un precedente para evitar futuras contaminaciones en los pocos ríos y quebradas de Chontales, por parte de personas que se dedican a la captura de peces haciendo uso de químicos”, advirtió la funcionaria ambiental.

Los miembros de la Comisión Interinstitucional encargada de investigar esta contaminación, no descartan que se trate de una red que está operando en la región central, porque en esa misma fecha fueron envenenadas las aguas de un río de Boaco, y del río Plata, de Nueva Guinea.

Serán los agentes de la Policía de La Libertad, los encargados de trabajar en el esclarecimiento del daño ambiental que se le ocasionó al río que cruza por la comunidad de Karquita.

Lo que más preocupa a las autoridades, es el riesgo para aquellas personas que consumen ese producto con un alto grado de tóxicos, que le genera trastornos estomacales e intoxicación alimentaria.