Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

Diez supuestos desmovilizados del Ejército se tomaron la finca Santa Rosa, ubicada en la comarca Santa Isabel-Juigalpa, propiedad del productor Demetrio Morales, quien aseguró estar siendo chantajeado con el propósito de sacarle dinero.

Dijo el productor que después de la toma se presentó un sujeto identificado como Humberto Lacayo, presunto líder del grupo, y le expresó que en un tiempo prudencial debe desalojar esa propiedad porque el actual gobierno se las había asignado.

Según don Demetrio Morales, en 2001 le compró esa propiedad --que mide 200 manzanas-- a un grupo de desmovilizados de la Resistencia, luego de analizar con su abogado la legalidad de la carta de asignación que les había extendido el gobierno de esa época a los demandantes de tierra.

Pero seis años después, aparecen estos retirados del Ejército reclamando el terreno, cuando el productor hizo una millonaria inversión en la construcción de las cercas, potreros, casa hacienda, cultivos de granos básicos y hortalizas.

Lo extraño de este caso, es que la Intendencia de la Propiedad no ha notificado al productor, y sin documentos legales los supuestos desmovilizados del Ejército buscan la forma de sacar al señor Morales.

El temor a perder su propiedad se ha apoderado del productor, quien manifestó sentirse desprotegido de las autoridades correspondientes, porque buscó el auxilio de la Policía, la Procuraduría y la Intendencia, pero las puertas se las cerraron.

No es confiscación
Por su parte, el licenciado Ignacio Ruiz Fernández, Intendente de la Propiedad en Chontales, dijo que este caso no se trata de una toma de tierra, muchos menos una confiscación, sino de una mala compra que hizo don Demetrio Morales.

Agregó que todo se desprende de una inspección y verificación del lugar ordenada por el anterior Intendente, y a través de la misma conocieron que los beneficiarios no se encontraban en la propiedad asignada, lo que provocó una rectificación y se procedió a reasignarla a otras personas sujetas a reforma agraria.

Afirmó el licenciado Ruiz Fernández que el afectado no puede alegar ni el derecho de posición, porque sobre una propiedad del Estado no cabe ese argumento legal.

Fue compra legal
El doctor Francisco Horacio Medrano Moncada refutó las declaraciones del Intendente de la Propiedad en Chontales, al decir que el productor Demetrio Morales Álvarez compró legal la finca santa Rosa, bajo una asignación extendida por el intendente Nacional de esa época, Marcos Cafarena.

Testificó que los beneficiarios de esa asignación llegaron con su libre y espontánea voluntad a su despacho para formalizar la transacción de esa propiedad, argumentando que no tenían las condiciones económicas para trabajar ese patrimonio.

“Lo que a mí me llama poderosamente la atención es que cinco años después la Intendencia revoca la asignación que había otorgado a los beneficiarios originales, y de forma particular afecta a los que le cedieron su parte a don Demetrio Morales”, subrayó el doctor Medrano Moncada.

El profesional del derecho se sorprendió aún más cuando la Intendencia la asignó a un grupo de supuestos desmovilizados del Ejército, sin considerar el valor que le ha dado a esas tierras el productor, quien invirtió miles de córdobas.

Lo extraño de esta decisión tomada por las autoridades de la Intendencia de la Propiedad es que hasta el momento no le han notificado a Morales Álvarez. Los que sí han llegado a decirle que desaloje la finca Santa Rosa son los supuestos retirados del Ejército.

Calificó el reconocido abogado que el ingreso de esas personas se puede valorar como una toma de tierra, ante la ausencia de una notificación oficial de los funcionarios de esa institución Estatal.