•  |
  •  |
  • END

El secretario político departamental de Rivas por el Frente Sandinista, Hebert Herrera, solicitó a través de una misiva dirigida al presidente Daniel Ortega, que destituya al procurador regional Wilbert Ibarra Blanco, por ser un funcionario que viene laborando en dicha institución desde el gobierno del ex mandatario Enrique Bolaños.

Además, le acusa de tener “posiciones y expresiones de desafecto con el FSLN y el gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional”, dice textualmente la carta que está en poder de EL NUEVO DIARIO.

Dicha solicitud deja en evidencia las diferencias que existen entre el secretario político del partido rojo y negro y el procurador. En la comunicación también se le expone al presidente Ortega, que es urgente el nombramiento de un procurador departamental, argumentando que sólo de esa manera se pueden atender a profundidad los temas relacionados a la propiedad.

En este sentido, Herrera deja entrever que al procurador Ibarra Blanco se le hace imposible atender debidamente los casos de propiedad, debido a que atiende los departamentos de Carazo, Rivas y Granada. El secretario político a la vez, recomendó a René Vallejos para el cargo de procurador departamental, ya que en la carta, lo reconoce como un viejo militantes del partido, y que hasta fue viceministro del trabajo y procurador regional de la cuarta región.

También ataca a intendente
En la carta, el secretario político también cuestiona a la actual intendente de la propiedad de Rivas, Violeta Ulloa, quien según lo expresado en la carta es liberal e hija “de un connotado liberal --somocista rivense de nombre Fabio Ulloa--”, dice textualmente la carta, en la cual extrañamente no se detalló el hecho que el padre de la funcionaria, es una de las personas que reclama parte de las tierras de Arenas Tola.

Según la carta, Ulloa era la secretaria del procurador Ibarra Blanco, y éste la respaldó para que la nombraran como intendente, cargo que según la comunicación, debió ser para Carlos Muñoz, ya que en uno de los párrafos Herrera lo reconoce como un compañero que viene desempeñándose con buen suceso, y en estrecha coordinación con las estructuras partidarias.

“Además, lo correcto sería que como autoridad partidaria departamental se nos consulte acerca de la viabilidad de una decisión de esta naturaleza”, señala Herrera en la carta.