• |
  • |
  • END

MULUKUKÚ
En un país donde las marchas, plantones y manifestaciones sólo giran alrededor de la política, los ciudadanos de este municipio decidieron lanzarse a las calles con peticiones muy singulares pero vitales: detener el arboricidio y tomar conciencia para evitar los incendios forestales.

Precisamente, para que no se propaguen los incendios forestales y continúe el traslado de madera ilegal, el Instituto Nacional Forestal (Inafor), lanzó además una fuerte campaña de prevención con el apoyo de la población y las instituciones del Estado como la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua.

El lanzamiento se hizo en el municipio de Mulukukú, Región Autónoma del Atlántico Norte, pero que administrativamente es atendido por el Distrito Norte del Inafor, ya que está ubicado en una zona vulnerable a los incendios, por las quemas sin control que realizan los campesinos para las siembras de primera, y por ser uno de los principales corredores del tráfico de madera ilegal.

La ingeniera Amalia Ulloa, Directora del Distrito Norte del Inafor, aseguró que fue emocionante ver a la gente de Mulukukú unida para luchar y trabajar por la protección del medio ambiente, lo que demostraron con una marcha por la principal calle del poblado, exigiendo un alto a la tala, traslado ilegal de madera y quema de los bosques.

Ulloa afirmó que la Delegación del Inafor en los departamentos de Matagalpa y Jinotega, está poniendo mano dura contra los que transportan madera ilegal. Puso como ejemplo la retención de tres camiones y dos camionetas que transportaban madera sin ningún documento que los autorizara para realizar dicha actividad.

Sorprenden al “Sábalo”

Uno de los camiones retenidos con 8 mil pulgadas de madera de cedro real y nogal, cuyo corte esta prohibido, es propiedad del ciudadano Martín Herrera Zelaya, conocido en la Resistencia Nicaragüense como “El Sábalo”, quien en muchas ocasiones ha trasladado madera ilegal.

Otras personas que serán procesadas por el trasladado de madera ilegal son: Marvin Méndez de Sébaco, Benigno Gutiérrez de las Cañas, entre otras, a quienes se les está procesando por la comisión de delitos ambientales. Existe la seguridad que tanto la madera decomisada como los vehículos entren a subasta, dándole la oportunidad a los procesados de apelar dichas resoluciones.

Ulloa hizo un llamado a la población a buscar las oficinas del Inafor para realizar cualquier gestión, ya que las puertas están abiertas. Si son sorprendidos cortando o trasladando madera ilegal, sólo queda procesarlos y esperar las resoluciones correspondientes.

La población de Mulukukú está dispuesta a trabajar para evitar los incendios forestales y el traslado ilegal de madera.