Alberto Cano
  • Santa Teresa |
  • |
  • |
  • END

El gobierno de Estados Unidos, por medio del Comando Sur y de su grupo militar en Nicaragua, clausuró de manera oficial la segunda fase del programa de asistencia humanitaria “Nuevos Horizontes”, realizado este año en comunidades rurales del municipio de Santa Teresa, en el departamento de Carazo.

El embajador norteamericano Paul Trivelli, que asistió a la clausura de los llamados “Medretes” el jueves en Santa Teresa, dijo que Nicaragua siempre estará entre los planes de prioridad de su gobierno en materia de asistencia, y que sólo este año la inversión en ayuda humanitaria de “Nuevos Horizontes” superó los 370 mil dólares, gran parte de cuya ayuda se quedó en las comunidades pobres de Santa Teresa, municipio ubicado al sur del departamento de Carazo.

En este municipio que acaba de ser golpeado fuertemente por las lluvias, los constructores del Ejército estadounidense levantaron tres clínicas médicas, una de ellas --la que ayer fue inaugurada-- beneficia desde ya a decenas de familias pobres de Los Encuentros.

A ello hay que sumarle dos escuelas nuevas, dos reparadas, tres pozos, 21 mil consultas médicas y más de 8 mil servicios veterinarios y la reparación de 70 kilómetros de caminos.
Todos agradecidos
El embajador Trivelli agradeció el respaldo del Ejército de Nicaragua, que sin condición alguna se dispuso a apoyar a sus colegas estadounidenses que llegaron al departamento de Carazo, así como a los ministerios de Salud, Educación y el Magfor, y el respaldo dado por las autoridades de la alcaldía sandinista a cargo del ingeniero Cristóbal Conrado Portobanco.

El edil, al agradecer el noble gesto del pueblo y gobierno de Estados Unidos, presentó al embajador Trivelli nuevas necesidades, en especial ahora que la naturaleza golpeó con fuerza a este municipio. “Toda ayuda será bienvenida, más cuando se nos ofrece de corazón como la que ha gestionado el embajador Trivelli”, reconoció el alcalde, quien dijo que las puertas de Santa Teresa siempre estarán abiertas para el diplomático, a quien calificó de “gran amigo”.

La señora Francisca Vado, de la comunidad Los Encuentros, también agradeció al gobierno de Estados Unidos el apoyo que da a Nicaragua y en particular a Santa Teresa. “Ahora ya no tendremos que ir hasta la ciudad para ser atendidos, gracias a este apoyo tenemos nuestra propia clínica”, dijo.