Leoncio Vanegas
  •  |
  •  |
  • END

QUILALÍ

Durante el invierno el río Coco muestra su furor con sus exuberantes crecidas, su cauce amenaza con inundar comarcas asentadas en sus riberas, como Santa Rita Uno, Panalí, La Vigía, entre otras. De otro ángulo, ruge el río Jícaro, que pasa por la periferia del área urbana, y algunas quebradas que ya han dejado huellas tristes en muchas familias de algunos barrios.

Lo anterior refleja la alta vulnerabilidad con la que viven 10 mil habitantes de diez comarcas y cuatro barrios de la cabecera municipal, e indirectamente el resto de la población, estimada en unas 27 mil personas. La tesis es que sin organización, preparación y logística la vulnerabilidad es mayor, en la que no sólo se pone en riesgo las viviendas y otros bienes, sino la propia vida.

En la actualidad, familias de este oriental municipio de Nueva Segovia dan gracias a Dios por ser beneficiarios del proyecto “Fortalecimiento de las Capacidades Locales de Preparación y Mitigación ante Desastres en Quilalí”, ejecutado por la Agencia para la Cooperación Técnica y el Desarrollo (Acted-Nicaragua), con subvención de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, ECHO, en el marco del quinto programa Dipecho, de ámbito centroamericano.

Tras varios meses de capacitación y actividades, cada comarca y barrio ha constituido su Comité Local de Preparación y Mitigación de Desastres, Colopred, con su respectiva brigada de búsqueda, rescate y salvamento, integrada por jóvenes de ambos sexos.


Con enfoque de niñez y adolescencia
Jesús Altamirano, de 22 años, jefe de la brigada de Panalí, dijo que ahora tienen los conocimientos y están adiestrados para evacuar, rescatar y brindar los primeros auxilios a las posibles víctimas de cualquier desastre natural o provocado por el hombre.

También Adolfo Galeano, coordinador del Colopred en la misma comarca, consideró que están aprendieron mucho en las capacitaciones impartidas por expertos de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, DC-EN. Añadió que cuentan con un mapa de riesgo donde figuran las familias ubicadas en zonas críticas, las que serían evacuadas con prioridad durante una eventual inundación.

Refirieron que las brigadas son integrales y estarán enfocadas también a la prevención y control de incendios, los cuales generan desastres silenciosos, como es el secamiento de fuentes de agua, pérdida de bosques, de fertilidad en los suelos, de fauna, etc.

Dentro de las temáticas impartidas por DC-EN, se destacan contenidos de gestión de riesgo, legislación del Sistema Nacional para la Prevención de Desastres, Sinapred, medio ambiente, derechos de la niñez y adolescencia, género, alerta temprana, así como evaluación y análisis de daños y necesidades.

Luis Enrique Videa, técnico en comunicación del proyecto, afirmó durante los ejercicios de simulacro realizados el último martes, que próximamente las comarcas beneficiarias contarán con un radiocomunicador para los avisos de alerta temprana y la intercomunicación con todo el sistema municipal de prevención de desastres.




Leyenda…Sumulacro Quilali

Rescatistas de la brigada de la comarca Santa Rita No. 1 cargan a una virtual víctima de desastres, durante un simulacro de ejercicio y adiestramiento para atender un evento real. Cortesía/END