•  |
  •  |
  • END

Bluefields
El incremento excesivo del precio de los combustibles y un paro inminente del transporte acuático y terrestre ha provocado un alza brutal del costo de la canasta básica en la ciudad de Bluefields y otras comunidades de la Región Autónoma Atlántico Sur.

Auxiliadora Duarte --una de tantas amas de casa blufileñas compungidas por la espiral alcista-- dijo que en menos que canta un gallo el tanque de gas butano de 25 libras rebasó los 300 córdobas.

“La libra de arroz cuesta diez córdobas; el azúcar anda por los diez córdobas la libra; los frijoles no bajan de 12 córdobas, y la libra de harina de trigo, que tanto usamos para hacer tortillas, anda por los diez córdobas”, enfatizó Duarte.

Carne de res, un lujo
En tanto, la vivandera Alejandra Urbina señaló que la carne de res es un lujo al que pocos blufileños pueden acceder, porque cuesta 35 córdobas la libra.

“Para colmo de males, la carne de tortuga, que es la que comemos los pobres, ya llegó a los 33 córdobas, cuando antes no pasaba de 12, y el pollo vale 24 la libra”, se quejó Urbina.

Urbina apuntó que ahora se tiene que comer “sancochado”, porque el litro de aceite de freír vale 44 córdobas. “Y los que tienen chigüines que amamantar tienen que bajar todos los santos porque la leche en polvo cuesta 48 córdobas la libra”, lamentó.

Finalmente, Urbina asegura que se tiene que buscar una solución inmediata a la escalada alcista, porque el incremento del precio de los combustibles y el paro de los transportistas pueden elevar aún más el costo de la canasta básica, que ya es inalcanzable para la mayoría de los costeños.