•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS

Mientras el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappacioli, anuncia superar los continuos apagones en Managua y los departamentos conectados a la red eléctrica nacional, en Las Minas, donde opera el sistema de plantas aisladas, se agudiza la crisis de energía eléctrica por escasez de combustible, el que no pueden trasladar a la zona a consecuencia del paro nacional del transporte.

La población de Mulukukú, Siuna, Rosita y Bonanza, son las más afectadas con los continuos apagones, que se prolongan hasta por doce horas.

En estos municipios del Atlántico Norte existe preocupación por la interrupción del fluido eléctrico, sobre todo, en horas de la noche, ya que pone en riesgo a sus habitantes por la inseguridad ciudadana que prevalece en los lugares.

Y además, porque se descomponen los productos alimenticios que requieren refrigeración, causando significativas pérdidas económicas a comerciantes y población en general
En Bonanza, el fluido eléctrico generado con plantas hidroeléctricas se deshabilita casi todo el día.

La energía eléctrica la habilitan entre las 4:30 y 5:00 de la tarde, suspendiéndose en las primeras horas de la mañana debido a que cada vez más se reduce el embalse de agua, causado por el indiscriminado despale en su entorno y en sus principales fuentes de agua.

En el caso de Rosita, se suma un desperfecto en la principal planta de 600 kilowatts, por lo que operan con una de menor capacidad de 300 kw, la cual no logra cubrir la demanda de casi 700 kw, obligando a racionar por barrios el servicio eléctrico, según el gerente de ENEL, José Luis OnSang.

Ayer, el servicio eléctrico se interrumpió a las doce del mediodía en Siuna, y a las dos de la tarde en Rosita; en este último municipio, por contar únicamente con una sola planta eléctrica, y al igual que su municipio vecino, por encontrarse los depósitos de combustible casi vacíos.

OnSang, dijo a EL NUEVO DIARIO que a una pipa con cuatro mil galones de diesel --destinados dos mil para Siuna y los otros dos mil para Rosita-- se le ha obstruido el paso en Matiguás, por transportistas que apoyan el paro con tranques en esa zona.

En estos momentos los dueños de pesados camiones se niegan a brindar el servicio de transporte terrestre por temor a los tranques, y porque les pueden ocasionar daños a sus unidades.