Alberto Cano
  •  |
  •  |
  • END

JINOTEPE, CARAZO

Pocas iniciativas de apoyo financiero a las mujeres han fructificado, tanto como las que impulsa en Jinotepe la Fundación de Investigación, Capacitación y Desarrollo Social (Incadeso), que en la actualidad atiende a 79 socios, de los cuales el 85 por ciento son mujeres.

Incadeso nació el 2 de junio de 2002, y tiene entre sus objetivos desarrollar capacidades en sectores deprimidos y vulnerables del departamento de Carazo, además de conceder a sus beneficiarios de herramientas que les permitan batallar contra la pobreza y la desigualdad, siendo las mujeres, el orden de prioridad de la Fundación, que trabaja bajo la orientación y el respaldo económico de la internacional “American Fundation” (IAF, por sus siglas en inglés).

De hecho, y así lo reconoce el equipo de dirección; el trabajo ha sido arduo, un tanto anónimo para los medios de comunicación, porque lo esencial era presentar los resultados que ahora están a la vista.


160 créditos otorgados
La integración inicialmente de seis bancos comunales en sectores pobres de Jinotepe, mayoritariamente constituidos por mujeres que hacen veces de jefes de familia, fue necesaria para comenzar la capacitación técnica, en especial en aspectos administrativos y financieros.

Hubo desembolsos para mejoramiento de viviendas, y de este tipo de créditos, a la fecha, han sido otorgados 160.

Actualmente y gracias a un nuevo convenio financiero con (IAF), los socios de Incadeso están organizados en dos cooperativas de ahorro y crédito, una de ellas, “Soluciones Financieras”, que aglutina a 41 socios.

Otra se denomina “Impacto del Sur”, que la forman 38 socios, que ya cuentan con personalidad jurídica y manejan sus propios recursos. También hacen sus propios ahorros y atienden sus propias necesidades. Las dos cooperativas constituyen el salto de calidad organizativo de los “Banquitos”, modalidad inicial con la que trabajaron las mujeres.

En tal sentido, y para que sean las mujeres y los varones socios los que muevan sus propios recursos y se apropien de lo que tienen, Incadeso, por seis meses, está asumiendo el pago de alquiler de local, gastos administrativos y operativos; y un financiamiento de 10 mil dólares para cada cooperativa, a fin de manejar un fondo de semilla que beneficie a cada uno de los socios de ambos colectivos.


Fundación complacida por manejo de recursos
La Fundación, que está complacida por el resultado del manejo de los recursos en manos de los y las cooperativistas, amplió la partida del fondo revolvente para mejoramiento de viviendas en veinte mil dólares, beneficio que gente de muy pocos recursos, pero deseosos de recibir un empujoncito, de los barrios, Güisquiliapa, San José, Ana Virgen Noble y Cruz de Guadalupe, entre otros en Jinotepe, han recibido.

Las socias y presidentas de las cooperativas, Fidelina Lagos Urbina, de “Soluciones Financieras”, y doña Melba del Socorro Narváez, de “Impactos del Sur”, agradecieron el apoyo de American Fundation, quien por medio de Incadeso, está colaborando en la solución de los graves problemas económicos que enfrentan las mujeres.

Con el respaldo recibido, hasta han intercambiado experiencia con otras cooperativas de Managua, mientras cada día sienten “que le ganan la batalla a la pobreza, con las iniciativas empresariales que han surgido a partir del apoyo que han recibido”, dijeron ambas cooperadas.