Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS

El doctor Yáder Vanegas, especialista en Medicina Interna del Hospital “Luis Felipe Moncada”, de San Carlos, Río San Juan, retiró su renuncia al cargo y junto a ocho de sus colegas de diferentes especialidades continúa prestando sus servicios profesionales en el centro asistencial, después que llegó a acuerdos satisfactorios con el director de Recursos Humanos del Minsa central, José Humberto Murillo, quien fue delegado por el ministro de Salud, Guillermo González, para resolver la crisis hospitalaria que se avecinaba por una posible renuncia masiva de nueve especialistas.

Tras agotar los especialistas el diálogo con la dirección del Silais, a cargo del doctor Fernando Canales, quien en todo momento les recetó “la calle”, y las gestiones de una comisión del gobierno y alcaldía local, así como los oficios de la Inspectoría del Ministerio del Trabajo, el conflicto fue superado al convenir las partes una serie de acuerdos que fundamentalmente establecen el reconocimiento salarial que en parte demandaban los médicos especialistas.

El titular de Recursos Humanos expresó la voluntad institucional de “resolver un problema que podía generar una crisis y afectar a la población”, logrando ponerse de acuerdo para encaminar el ordenamiento salarial después que algunas fuentes de financiamiento se han agotado, y al recibir la institución este gobierno, encontró “nueve tipos de nómina, todas con personal del mismo perfil y profesional”.

En ese sentido, Murillo indicó que el esfuerzo está dirigido a ubicar a los médicos con fondos de la Renta del Tesoro, del Presupuesto General de la República y del Fondo Social Suplementario, cuya fuente de financiamiento se agotó el pasado mes de marzo, y los médicos que cubrían ese fondo pasarán a lo que denominan Cargos Transitorios, con una estructura salarial en la que el Minsa les reconoce el básico, zonaje, condiciones anormales, turnos médicos y complemento salarial.


Pasarán a nómina fiscal
Explicó que los médicos que se encontraban en la nómina de Médicos Horarios se pagarán en la nómina de Cargos Transitorios, con la misma estructura anterior, y en ambos casos los fondos provienen del Presupuesto General de la República. “Para lograr ese punto de equilibro a unos les subimos y a otros les bajamos un poquito, pero resolvimos con satisfacción de ambas partes. El compromiso que asumimos es que el próximo año los pasamos a la nómina fiscal”, aseguró Murillo.

El director de Recursos Humanos reconoció la necesidad de los especialistas en el Hospital “Luis Felipe Moncada”, por lo que buscaron cómo resolver el problema por la vía interna, y a su juicio, “hay una responsabilidad conjunta de las autoridades de salud en el departamento; el problema se dio por falta de comunicación y de negociación”, apuntó, pero también consideró que los médicos no querían negociar y percibió una Inspectoría del Trabajo parcializada a favor de una parte, y “no una componedora de conflictos”.

Para la delegada del Mitrab, Fátima Hernández, antes de proceder a darle curso a la demanda, esa institución junto a delegados del gobierno y la alcaldesa Marisol McRea, se dispuso a buscar una salida negociada, pero encontró intransigencia por parte del delegado del Silais, doctor Canales.

Hernández refirió que el esfuerzo realizado por el director del hospital, doctor Freddy Ruiz, para prevenir el conflicto con los especialistas, cuando convinieron la forma de pago para reconocer lo que ahora han acordado, “fue rechazado por Canales, quien lo desautoriza”.

Según Hernández, ante la imposibilidad de resolver el problema en el departamento, llamaron y enviaron cartas al Ministro de Salud, quien expresó su disposición de resolverles. Ella manifestó su beneplácito por la solución encontrada.

Por su parte, el ginecólogo Sergio Chamorro dijo que “no solamente se ha resuelto un problema laboral, sino también cómo mejorar la atención del servicio de salud a la población”, dado que de esa importante reunión surgió el compromiso de garantizar al hospital un médico residente en pediatría y obstetricia que rotará cada dos meses, así como uno o dos médicos anestesiólogos, en vista que en este momento realizan las intervenciones con técnicos en anestesia.