Silvia González
  •   Jinotega  |
  •  |
  •  |

Después de varios meses de intentar que le devuelvan el dinero que pagó por un bien inmueble, en la ciudad de Jinotega, que era propiedad del Banco Mercantil Sociedad Anónima (Bamer), el comerciante Alcides Zeledón Úbeda optó por llevar el caso ante los tribunales de justicia en la Ciudad de las Brumas, y demandar civilmente al representante legal Alejandro José Lacayo Baca, por la suma de 120 mil dólares.

En la demanda, radicada en el Juzgado Único de Distrito Civil de Jinotega, la representante legal de Zeledón, doctora Adriana Molina Fajardo, refiere que a Lacayo se le hicieron dos pagos, uno por 50 mil dólares y otro por 15 mil, en julio de 2006, por una propiedad de una manzana donde había un edificio, y a partir de esa fecha Lacayo se comprometía a entregar la propiedad al señor Alcides Zeledón en un plazo máximo de 60 días. El compromiso sería libre de gravámenes, sin inquilinos o personas que perturbaran la posesión del adquirente, y libre de impuestos o adeudos, incluyendo teléfono, luz y agua.

Resulta que el 2 de mayo de este año, en sesión ordinaria, el Concejo de Jinotega decidió declarar de utilidad pública el bien inmueble adquirido por Zeledón, por lo que en reiteradas ocasiones se le ha solicitado a Lacayo la devolución del dinero, sin que hasta la fecha responda sobre lo que es en deberle, más las costas y daños y perjuicios que conlleva esta transacción, iniciada desde en julio de 2006, alegando que el dinero se encuentra estacionado sin generar ninguna utilidad.

Se hace “el loco”con deuda
“Hemos buscado por todos los medios posibles que este señor (Lacayo) nos atienda en la oficina de Financo, donde labora, contiguo a Cafenic, Camino de Oriente, y honre su deuda con nosotros, sin que hasta la fecha se nos haya hecho posible, ya que sólo nos ha enviado cartas diciéndonos que pronto nos pagará, sin tener resultados positivos, y tampoco nos da la cara”, dice parte de la relación de hechos planteada en la demanda.

El escrito añade: Que la demanda en acción de pago por la vía judicial asciende a los 120 mil dólares en concepto de resarcimiento de daños y perjuicios, devolución del principal más intereses por el plazo de 14 meses.

Previo a todo trámite, respondiendo a un exhorto, el señor Lacayo se presentó al juzgado de Distrito Civil de Jinotega, para rendir declaraciones, donde señala que el señor Zeledón tiene toda la razón en entablar la acción por cobro, y a la vez expone tener la mayor voluntad de solucionar el problema, y una vez que la alcaldía proceda a hacerles el pago devolverá el dinero en concepto de 50 mil dólares. Dice ofrecer sólo esta cantidad porque no tiene una respuesta concreta por parte de la Junta Directiva de la empresa que representa, a cargo del licenciado
Haroldo Montealegre

Mientras Lacayo decide responder a la demanda, el afectado mantiene su posición, y exhorta a los miembros de la Junta Directiva del Bamer a que respondan con honestidad.