Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

En la quinta sesión extraordinaria del Concejo de Masaya, se aprobó realizar proyectos sin licitación para que se ejecuten de forma rápida.

Con apoyo económico del ayuntamiento de Las Rozas (España), se aprobó la construcción de cinco canchas multiusos para jugar básquetbol, fútbol sala, voleibol y la rehabilitación de tres. Los barrios beneficiados son: Santa Rosa, 12 de Mayo, Guadalupe, “José Dolores Bonilla”, “Germán Pomares”. Las canchas a rehabilitarse son: Héroes y Mártires, Santa Teresa y “Mauricio Montenegro”. El costo del proyecto es de un millón doscientos cincuenta y tres mil córdobas.

Los proyectos de revestimiento de calles con asfalto tienen inversión de un millón ochocientos mil córdobas. Las calles están ubicadas en seis puntos del casco urbano de la ciudad, la primera, en la esquina de la casa del señor Julio Marenco, Barrio Loco, y concluye en la segunda entrada al reparto Pancasán; la segunda, del costado sur de la plaza de la iglesia de San Miguel, dos cuadras al sur; la tercera, al noroeste del mercado de Las Artesanías, esquina de la financiera de Findesa, dos cuadras al sur; la cuarta, del edificio de Enitel Claro a Casa del Adulto mayor San Antonio; la quinta, de la calle DGI a Estadio “Roberto Clemente”, y la sexta, en las Siete Esquinas, Calle San Jerónimo, al edificio de la Alcaldía de Masaya.

Nivelarán caminos
De igual manera, la nivelación y conformación de 26 kilómetros de caminos rurales; las comarcas beneficiadas son El Comején uno y dos, donde se realizarán 22 kilómetros. En la comarca La Poma se ejecutarán cuatro kilómetros. El valor del proyecto es de un millón cuatrocientos mil córdobas.

El Concejo aprobó los proyectos para mejorar la circulación vehicular y la seguridad peatonal. “El invierno ya inició y se debe trabajar en los caminos rurales para garantizar las gestiones que realizan las personas de las comarcas en la ciudad, asimismo el traslado de los productos a los mercados locales y nacionales”, se lee en la resolución.

El Concejo y los miembros de la comunidad supervisarán las obras y estarán pendientes del proceso administrativo para continuar garantizando la transparencia en la ejecución de los proyectos.