•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS
El candil, las velas y las linternas vuelven a usarse para alumbrar un poco el interior de los hogares urbanos en Rosita, ya que en esta ciudad se registran apagones de seis horas por la noche y hasta de doce horas en el día, a causa de una avería que tiene el generador de 545 kilovatios.

La estatal empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, encargada de generar y administrar la energía eléctrica en el lugar, sólo dispone de un generador de 320 kilovatios, el cual no tiene capacidad para abastecer una demanda de casi 700 kilovatios.

Razón por la que activó un plan de racionamiento para que pueda funcionar el generador de menor capacidad, sobre todo en las horas picos.

Los habitantes de 12 de los 20 barrios que existen en Rosita son afectados de las cinco de la tarde a nueve y 11 de la noche todos los días.

A partir de las 11 de la noche el fluido eléctrico es conectado en su totalidad a sus usuarios, pues a esa hora su demanda es menor, consideró el gerente de ENEL en la localidad, José Luis On Sang.

El servicio se interrumpe en la madrugada y se habilita a las ocho de la mañana. Luego se deshabilita a las dos de la tarde y se vuelve a generar a partir de la cinco de la tarde.

Solución en ocho días
On Sang dijo que la planta eléctrica de 454 kilovatios está en reparaciones y considera que entre unos ocho días volverá a generar electricidad a la población, con la que se alternaría para mantener el fluido eléctrico las 24 horas del día.

En estos momentos la estabilidad energética en Rosita sólo puede ser posible con plantas eléctricas en mejores condiciones.

Por ello, los habitantes de este lugar le piden al presidente de la República, Daniel Ortega, que les envíe una planta eléctrica con capacidad de 800 kilovatios, tomando en cuenta que la ciudad ha crecido de forma vertiginosa.

La crisis energética en Rosita está ocasionando dificultades en las actividades y operaciones laborales, también en la modalidad nocturna del año escolar y en los consumidores, que encuentran los costos de lo productos perecederos más altos, porque los propietarios de puestos de ventas argumentan que invierten en generadores particulares.

Imploran lluvias
En Bonanza el fluido eléctrico público se deshabilita en horas de la mañana y parte de la tarde, pero aquí el problema es que disminuyen los embalses de agua que requieren las turbinas hidroeléctricas para generar energía.

Se espera que con las primeras lluvias de mayo el servicio de electricidad se normalice en Bonanza. En Siuna la energía eléctrica está estable tras la llegada de combustible.