Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS

El sistema de salud pública registró el pasado año 900 casos de embarazos en chavalas, en edades comprendidas entre los 12 y 19 años, y sólo en enero y febrero de este año se produjeron tres denuncias de violaciones a niñas ante la Policía Nacional. Estas cifras, consideradas alarmantes en el departamento de Río San Juan, conllevaron a la Fundación San Lucas a crear el Centro de la mujer, niñez y adolescencia, llamado “Arete”, cuyo nombre obedece a la diosa de la Justicia griega.

La licenciada Ligia Soza Tijerino, directora del Centro “Arete”, de profesión médica forense con especialidad administrativa en salud, destacó el esfuerzo realizado por la cooperante alemana Hilda Duvel, Presidenta Ejecutiva de la Fundación San Lucas, al gestionar el financiamiento para la creación de la casa y enfrentar el fenómeno de la violencia contra la mujer y la niñez, y reducir esas cifras que representan una preocupación para la Comisión de la Niñez y Adolescencia y los delegados de instituciones del departamento, comprometidas con ese sector vulnerable de la sociedad.

La especialista en medicina forense llegó desde el lejano departamento de León con el cuerpo de especialistas que está a cargo de “Arete”, ubicado a un costado de la parroquia de San Carlos. La licenciada Eva Rodríguez y Yesenia Tórrez son las dos sicólogas forenses, Yesenia Medrano es la trabajadora social, y la abogada es Dinorah Avalo. Cuentan además con el forense de la Corte Suprema de Justicia, doctor Henry Miranda, y ante la creciente demanda y la necesidad de atender casos en las comunidades, pronto será integrada otra trabajadora social, anunció Soza.


Un mes de ajetreo
Según la directora de “Arete”, durante un mes que tienen de funcionar, han brindado 128 atenciones, en su mayoría a adolescentes, pues sólo registran cuatro casos de varones.

“Arete nació como una estrategia para intervención inmediata en mujeres, niños y adolescentes, creando las condiciones para brindar una atención integral, que cuenta con cuatro grandes áreas: trabajo social, sicológico-forense, asesoría legal y medicina forense”, apuntó Soza.

Refirió que inicialmente elaboraron un diagnóstico entre las delegaciones institucionales, ante quienes se sometieron muchos nombres, logrando tener la aceptación mayoritaria “Arete”; los delegados argumentaron que “lo que faltaba era hacer justicia”, explicó Soza.

El modelo de atención fue también presentado a los delegados y alimentado por éstos, y con el apoyo de la directora de la Casa Materna de San Carlos, Josefa Martínez, que dispuso un local, funciona el nuevo centro de referencia para las familias riosanjuaneñas, que atiende en horario de lunes a viernes, de las ocho de la mañana a las cinco de la tarde, pero ante casos de emergencia atiende ya sea de noche o fines de semana.

Soza reconoció el apoyo del organismo español Médicos del Mundo, que dotó al centro el equipamiento necesario. En ese esfuerzo cuentan con una buena coordinación y el apoyo de la Policía Nacional, MiFamilia, el Ministerio Público, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Ministerio de Salud y la Alcaldía.