•  |
  •  |
  • END

Avalanchas de reclamos por parte de usuarios de la energía eléctrica domiciliar se presentan a diario en las oficinas de Unión Fenosa Disnorte Estelí, ya que los afectados denuncian que en las facturas se observa que les aplican tarifas que no consumen.

En la comunidad La Quinta, ubicada a pocos kilómetros de esta ciudad, donde en días recientes se finalizó un proyecto de energía eléctrica, las familias están “pegando el grito al cielo” porque aseguran que pasaron 15 días sin el fluido, y ahora las facturas reflejan consumos enormes.

En la comarca El Dorado, también cerca de esta ciudad, las familias se quejan porque en viviendas que están deshabitadas Unión Fenosa cobra grandes cantidades de energía consumida.

La señora Rosibel Rodríguez Blandón dijo que en la comarca La Quinta a cada familia les cobraron más de 200 córdobas sin recibir el servicio.


Un día de energía y una semana sin servicio
“Estamos pagando por algo que no recibimos, porque desde noviembre, cuando fue instalado el proyecto, el servicio es irregular, contamos con luz eléctrica un día para pasar a oscuras una semana”, aseveró.

“Sólo llegaron a cobrar, porque el servicio no lo recibimos. Llamamos por teléfono a Managua, y no nos dan respuesta” denunció. “Una funcionaria de Managua me dijo que ya los tenemos cansados cuando llamé por teléfono”, acotó.

Rodríguez Blandón estaba presentando un reclamo en la Oficina de Atención al Cliente de la empresa, pero tuvo que esperar dos horas con 45 minutos para que la atendieran, y por respuesta al final le dijeron que la queja es improcedente, pero que tiene el derecho de recurrir a una segunda instancia.


Largas esperas
El esteliano Oscar Mejía tenía tres horas de espera, y al final no lo atendieron porque tenía que ir a su trabajo. Señaló que los reclamos por altos consumo son constantes, aunque hay que tener mucha paciencia.

Para colmo, cuando se reclama a la empresa, al usuario le dicen que las lecturas son exactas y que por lo tanto debe pagar o le aplican el alicate.

Mejía asegura que en la factura le salió reflejado el cobro de reconexión, algo inexistente, porque nunca le han suspendido el servicio.

Paula Castillo dijo que Unión Fenosa le cobra una gran cantidad de dinero por energía eléctrica que no recibe, porque hasta se trasladó a vivir a otra casa.