Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

Grave preocupación hay entre las autoridades de la comuna esteliana debido a la espiral alcista en los precios de los materiales de construcción, lo que ha afectado la ejecución de varios proyectos.

Uno de los materiales que más perjudica la ejecución de obras este año es el hierro.

El edil de esta ciudad, Pedro Pablo Calderón, dijo que han coordinado con los pobladores de distintos barrios donde la alcaldía ejecuta obras con contraparte de la comunidad, para que agilicen la entrega de sus aportes porque cada semana se incrementa el precio de los materiales de construcción.

De retrasarse o no entregar la parte que corresponde garantizar a la comunidad, las obras podrían verse afectadas, y el recorte de las mismas sería inevitable.


Sin regulación de precios
Indicó que si bien es cierto la tendencia alcista en los precios del petróleo es algo real y daña con más fuerza la economía de países como Nicaragua, también hay comerciantes que hacen lo suyo incrementando las tarifas de forma voraz, ya que en ese particular no existe hasta ahora regulación del Estado.

Explicó que hay rubros afectados de forma directa debido a los precios de los combustibles, pero otros no, y quienes los elaboran se aprovechan, advirtió el edil esteliano.

Debido a estas afectaciones, la alcaldía considera que en un 25 por ciento trata de subsidiar o ahorrar en otras áreas para complementar la compra de cemento para el desarrollo de las obras.


Cifras quedaron cortas
Destacó que el año pasado en el presupuesto para 2008 ubicaron la bolsa de cemento en 130 córdobas. No obstante, hoy en día la misma cuesta entre 150 y 155 córdobas.

Para una serie de trabajos, como encunetado y adoquinado de calles, construcción de puentes y otros proyectos, la alcaldía presupuestó más de 35 mil córdobas, pero en realidad la comuna deberá desembolsar casi un millón de córdobas extras por las alzas.

En Estelí, Calderón dijo que el quintal de hierro se cotiza casi a un mil trescientos córdobas, y en el presupuesto lo estimaron a un precio de 900.

La alcaldía tenía previsto comprar por adelantado los materiales, pero lo cierto, dijo, es que si tenés el dinero, te encontrás con que no hay materiales, y cuando hay materiales no se cuenta con los recursos.


Barrios aseguran contraparte
Resaltó que los pobladores de la mayoría de los barrios, como el “Juan Alberto Blandón”, donde la alcaldía lleva a cabo distintos proyectos de mejoramiento de las calles, sí aseguran sus aportes en el tiempo estipulado, y por ello las obras la alcaldía las finalizará.