Lésber Quintero
  •  |
  •  |
  • END

Las tres veces heroica ciudad de Rivas se acerca a los 300 años de existencia, ya que el pasado jueves amaneció en medio de un fuerte aguacero festejando sus 288 años de haber sido elevada a ciudad con el nombre de “Villa de la Pura y Limpia Concepción de Rivas”, en honor al capitán general Francisco Rodríguez Rivas, quien en esa época era Presidente de la Capitanía General de Guatemala.

Ese importante acontecimiento histórico ocurrió el 29 de mayo de 1720, y para 1835 la “Ciudad de los mangos” se constituyó con el nombre que actualmente se le conoce, y por ende el jueves el gobierno municipal tenía preparado una serie de actividades para celebrar un año más de existencia de la ciudad, y las homenajeadas serían las madres rivenses, pero los fuertes aguaceros de ese día terminaron con los planes, aunque el alcalde de Rivas, René Martínez Somoza, anunció que las actividades serán pospuestas.

El edil había detallado que la celebración sería en honor a las madres, y había decidido comenzar las actividades a partir de las cuatro de la mañana del jueves, con una serenata que tenía previsto recorrer las principales calles de la ciudad, ya que según él alcalde, dicha fecha “no puede pasar inadvertida, ya que además de cumplir otro año más de existencia como ciudad, es a la vez un preámbulo de la celebración del Día de la Madre”.

Entre las actividades que preparó el gobierno municipal, también destacan la inauguración de calles adoquinadas en el barrio “Luis Alfonso Velásquez” y la colocación del primer adoquín del proyecto de adoquinado de nueve cuadras en los barrios “Ulises Colombia” y Colonia del Maestro. A la vez la alcaldía estaría entregando a Enacal–Rivas el proyecto de alcantarillado sanitario del barrio “Juan Bautista Rivera”.

En la agenda de actividades también se incluyó el deporte, ya que a las tres de la tarde se realizaría una competencia de triciclos en la avenida principal de la ciudad, y a las seis de la tarde, ya en el acto central se brindaría un reconocimiento al equipo juvenil Los Bravos, que recientemente se coronaron como campeones nacionales, y junto con ellos también recibiría reconocimiento el estudiante de sexto grado Máximo Mongalo Briceño, de diez años, por ser el mejor estudiante del departamento en las olimpiadas matemáticas.

Por la noche el alcalde Martínez Somoza, detalló que realizarían una presentación del ballet folklórico “Tepenáhuatl”, seguido de juegos de luces, hasta culminar con una fiesta popular amenizada por el grupo “Los Mokuanes”.

Para hoy 31 de mayo los rivenses podrán apreciar un desfile de motos Harley Davison, a partir de las seis de la mañana, y las actividades culminarán mañana primero de junio con la inauguración del estadio infantil “Profesora Salvadora Siézar”.

Según el alcalde, las festividades de Rivas son de gran interés a nivel nacional, por ser una ciudad rica en historia, y detalla como ejemplo que fue una de las regiones de nuestro país en ser ocupada durante la conquista española. Además, fue el refugio del cacique Nicarao y su tribu, así como de los kiribíes y chorotegas.

A ello agregó que otra fecha importante es la del 12 de junio de 1855, cuando el filibustero William Walker desembarcó en el puerto de El Realejo y quiso apoderarse de la ciudad de Rivas para garantizarse el control de la línea de tránsito de vapores y la ruta interoceánica del desaguadero o río San Juan, “pero el 29 de junio, Walker y sus hombres fueron rechazados cuando penetraron a la plaza de la ciudad, destacándose en esa acción el maestro Enmanuel Mongalo”, y añadió que ese acontecimiento se conoce como “La primera batalla de Rivas”.

Según el edil, “La segunda batalla de Rivas” se dio en abril de 1856, cuando el costarricense Juan Santamaría quemó el Mesón en donde se refugiaron los filibusteros, y proveyó una victoria para toda Centroamérica, y por eso a nuestra ciudad se le conoce como la “Ciudad tres veces histórica”.