Ingrid Duarte
  •  |
  •  |

Más de 600 estudiantes del Colegio “Pablo Antonio Cuadra”, en Granada, serán beneficiados con la creación de un comedor infantil, construido gracias al aporte de los trabajadores de Casa Pellas.

Los fondos son recaudados a través del programa “Aporte Voluntario por Nómina” impulsado por American Nicaraguan Foundation (ANF), en coordinación con la gerencia de la empresa, la que colabora con una cifra igual a la recaudada por los empleados.

Según Iván Santamaría, de Casa Pellas, la decisión de escoger al centro “Pablo Antonio Cuadra” para este proyecto se debió principalmente a la cantidad cada vez ascendente de alumnos inscritos, y a la inclusión de alumnos con capacidades diferentes.

Por qué lo decidieron

“Dentro de las limitaciones económicas del colegio, nos dimos cuenta de que sus maestros daban atención prioritaria a niños con capacidades diferentes, eso fue determinante para ser seleccionado”, señaló Santamaría.

Por su parte, Lilliam de Argüello, de ANF, se refirió a la importancia de la ejecución de un proyecto de esta magnitud, ya que varios “estudios demuestran que las escuelas y colegios que cuentan con comedores, no registran ningún tipo de deserción”.

La inauguración del comedor incluyó la elaboración del primer almuerzo escolar, que fue preparado por los mismos trabajadores de la sucursal Granada, quienes compartieron con los alumnos y padres de familia.

Según la señora Marcia Rodríguez, madre de un niño de cuarto grado, el proyecto beneficiará directamente a los niños y a las demás familias de escasos recursos económicos. “Me parece bien, porque mi hijo a veces sólo se viene con una avena, porque no tengo para darle otra cosa”, manifestó.

La actividad estuvo presidida por la directora de colegio, Sonia García; el director de ANF, padre Jesús Argueta; la gerente general de ANF, Lilliam de Argüello; el gerente de recursos humanos de Casa Pellas, Rodrigo Horvilleur, y el jefe de sucursales de Granada, Masaya y Rivas, de Casa Pellas, Iván Santamaría.