•   Las Minas, RAAN  |
  •  |
  •  |

En fincas y comunidades multiétnicas casi no les faltaba nada. Tenían todo, mejor dicho, casi todo, ya que lo principal estaba asegurado, especialmente el sustento alimenticio. También un pequeño ingreso económico por venta del producto alimentario. Y un fondo revolvente en especie pasaba de familia en familia y se adquiría sin ninguna dificultad.

Era el comienzo de una vida más justa y con oportunidades, que con voluntad, esfuerzo y sacrificio habían logrado unas 500 familias a través de modelos alternativos de producción, promovidos por la Fundación de Autonomía y Desarrollo de la Costa Atlántica de Nicaragua (Fadcanic), coordinado en la zona de Las Minas por Rodrigo Larrave.

Mujeres beneficiarias
El fondo revolvente fue destinado a mujeres para adquirir animales de producción y alambres de púas, bajo la modalidad de pago en efectivo y en especie.

Parte del éxito fue introducir 60 vacas paridas, además de 124 ovejas pelibuey, así como cien cerdas y barracos, al igual que 725 aves de corral (ponedoras).

También introdujeron ocho burros obreros y cuatro burras, 60 yeguas, tres búfalos de agua para mejorar el transporte de carga interna y 235 mulatos nacidos en 16 comunidades.

De la misma manera, llevaron tres mil cepas de plátanos gigantes, cinco mil de quequisque y 250 plantas de mamón chino.

Distribuyeron 130 mil 075 matas de musáceo, y matas de yuca para 878.75 manzanas, al igual que 732 plantas de pimienta olorosa, y 120 plantas de pimienta brava.

Otras 387 plantas de canela, 279 plantas de vainilla, 3 mil 443 de pejibaye, 3 mil 129 palos cocoteros y 35 mil 851 matas de piña. Ampliaron la producción de frijol de abono a 467.75 manzanas.

Recursos naturales tomados en cuenta
Cercaron 25 mil 877 metros lineales para proteger fuentes hídricas y patios. De la misma manera lograron producir 44 mil 570 plántulas en 28 viveros. También se ocuparon de 22 mil 570 manzanas de bosque primario, secundario y en regeneración natural bajo manejo.

Al mismo tiempo, capacitaron a productores sobre formas alternas de producir sin quemar la tierra, y, en ese sentido, 350 familias productoras no quemaron, y 125 ahora lo hacen de forma controlada.

Hoy se han conformado 28 juntas directivas de una red de 375 mujeres campesinas organizadas y experimentadas en trabajos de campos.

Fincas modelos
Las fincas se convirtieron en modelos por su producción en abundancia y diversa en limitadas áreas con enfoques de género, y en armonía con el medio ambiente, además del acompañamiento técnico y el fortalecimiento a cooperativas productivas. Caruna, la Comcar, en Rosita, y Aspemina, en Bonanza, son, entre otros, frutos sostenibles, que se pudieron lograr desde 1994 hasta agosto de 2007.

Fue posible gracias a proyectos productivos como la agroforestería comunitaria. La recuperación de suelo y agua. Así como el ordenamiento de fincas, y la economía de patio. Todos financiados por hombres católicos de Austria (KMB) y Horizonte 3000.

“Félix” les hizo retroceder
“Con estos proyectos avanzamos de manera significativa en mejorar el nivel de vida de las familias multiétnicas, al punto que cobró notoriedad la plusvalía de las propiedades de beneficiarias en Rosita y Bonanza, sobre todo por tener garantizada la seguridad alimentaria, y con ese propósito acompañábamos a otras familias indígenas y mestizas”, destacó el asistente técnico de Fadcanic en Las Minas, Arturo Ibarra Rodríguez.

Sin embargo, esos interesantes proyectos productivos fueron dañados entre un 70 y 80% por el paso del huracán “Félix” por la RAAN, según coinciden reportes de los Comités Municipales de Prevención, mitigación y atención de Desastres (Comupred), de Fadcanic, y de casi las 500 familias afectadas.

En la mayoría de los casos se tendrá que empezar de cero, pues las familias beneficiarias perdieron sus casas, cultivos, plantas y animales de patio, volviendo a disminuir su condición de vida, sin embargo, no todo se ha perdido: se mantiene la esperanza y la confianza en rehacer lo perdido, probablemente con el firme y decidido apoyo de los donantes amigos o del gobierno central de Nicaragua.