•  |
  •  |
  • END

Cerca de ciento treinta estelianos, quienes dicen haber sido estafados por la abogada Reina Toruño, el sindicalista José Ortiz y los miembros de una entidad denominada Fundación para la Salud y el Desarrollo, que coordina Manuel García, así como Sonia Aguirre, Secretaria General de una Federación de mujeres afiliadas a la CST, preparan una demanda contra todos ellos, porque un proyecto de viviendas que les prometieron nunca fue realidad.

Según el abogado Bayardo José Zeledón, irán de lleno con las demandas judiciales contra los aludidos, porque muchos engaños han soportado. Según Zeledón, algunas demandas serán en forma colectiva y otras de manera individual.

Desde hace cinco años aproximadamente, dijeron los quejosos, Sonia Aguirre, José Ortiz y la abogada Reina Toruño, prometieron construirles sus casas, por lo cual tendrían que depositar trescientos dólares, cosa que la mayoría hizo.

Zeledón, quien es el asesor de un grupo de los afectados, asegura que los señalados obtuvieron no menos de cincuenta mil dólares. No obstante, ahora la Fusade --entidad que a solicitud de Sonia Aguirre se involucró en el proyecto hace dos años--sólo se compromete a asumir 25 mil dólares, incluyendo las cuatro únicas casas que fueron construidas.

Dichas viviendas, además, se las disputan Fusade y Reina Toruño, junto con José Ortiz. Varios afectados indican que el dinero que tomaron Ortiz y Toruño es el que depositaron en cuentas en una financiera de Estelí, dinero del que nadie ahora quiere dar cuentas.

La Policía esteliana investiga la denuncia sobre una presunta estafa que un grupo de personas interpuso en contra de José Francisco Ortiz Picado y la abogada Reina Toruño, a quienes señalan de haberlos engañado con la construcción de unas viviendas y que ya han pasado más de cuatro años y siguen esperando.

Entre las afectadas se encuentra Rosa Nimia López Moreno, de 54 años, quien señala que en julio de 2004 se presentaron Ortiz Picado y Toruño a las comunidades La Ceiba, Tres Esquinas y Santa Cruz, al sur de Estelí, quienes se identificaron como representantes de la Central Sandinista de Trabajadores y les ofrecieron un proyecto de construcción de viviendas.

Ante la oferta, los interesados aportaron trescientos dólares para pago de cuota, desmembración de terrenos y planos; pero es la fecha y siguen esperando que el proyecto lo hagan realidad.

Cada persona hizo depósitos en una cuenta que abrieron en un banco en Estelí, la cual estaba a nombre de Ortiz, y en la Central Sandinista a nombre de Reina Toruño.

Sin embargo, pasó el tiempo y nada del mencionado proyecto se cumplió, por lo que ante múltiples promesas que siempre resultaron en engaños, ahora han decidido llevar por la vía judicial su caso, acusando por estafa a los ya mencionados.