Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS

Mientras la ciudadanía sigue esperando la llegada al departamento de Río San Juan del ex comandante guerrillero Edén Pastora, nombrado por Daniel Ortega como delegado de la Presidencia de la República, la inestabilidad campea en las instituciones del Estado, donde la alcaldesa Marisol McRea, quien proviene de raíces liberales, “sigue quitando y poniendo a quien se le antoja y pagando favores políticos, pero ha dividido el partido”, según el militante sandinista Rommel Novoa.

Pero después que la jefa de la comuna sancarleña se encargó de visitar las sedes de cada ministerio en Managua, logrando la destitución de la mayoría de delegados del Estado, ahora utiliza al representante de gobernación, Napoleón Ruiz, quien vive en la vivienda de la alcaldesa y obedece sus orientaciones, sostuvo Novoa.

En los últimos días ha circulado un informe especial dirigido por Napoleón Ruiz a la ministra de Gobernación, doctora Ana Isabel Morales, en el cual pide la cabeza de algunos delegados nombrados por McRea, porque aparentemente ya no son “santo de su devoción”.

En lo que constituye un “informe” de cohechos, usando epítetos que muestran el nivel cultural de Napoleón Ruiz, quien no cuenta con profesión alguna y tampoco alcanzó el bachillerato, el delegado solicita el cambio de los militantes sandinistas: Fernando Canales, Director del Minsa; Norman Gutiérrez, delegado del Marena; Marvin Villalta, delegado de Inafor, y de Abigail Guillén, Directora de Cuarentena Epidemiológica del Magfor.

En el caso de los delegados del Marena, Inafor e Intendencia de la Propiedad, el delegado de Gobernación justifica la petición de destitución a su incapacidad de resolver la entrega de cinco manzanas de tierra para la siembra de granos básicos a campesinos de San Juan de Nicaragua; del doctor Fernando Canales señala que “no ha hecho nada”, y sobre Abigail Guillén dice que a las personas procedentes de Costa Rica, cuando pasan por Migración y Aduana, les quita los productos perecederos para su autoconsumo (uvas, manzanas, mortadelas, entre otros).

Napoleón Ruiz dice en la carta que “el planteamiento es que inmediatamente se haga el cambio oportuno de las personas que acabo de mencionar que no actúan con la línea revolucionaria, que es servir a los demás y a nuestro país, y que si es posible los manden al municipio de El Almendro, que allí sí creo que se entenderán muy bien, ya que este lugar es terreno liberal”.