•  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS

Después de producirse daños a los recursos hídricos, forestales y al medio ambiente en la Reserva de Vida Silvestre Los Guatuzos, el Destacamento Militar Sur y el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) se disponen a construir en los próximos días los tres puestos militares en la zona fronteriza con Costa Rica que garantizarán la regulación, control y vigilancia en esa zona del departamento de Río San Juan.

El coronel Oswaldo Rafael Barahona, jefe del Destacamento Militar Sur del Ejército, precisó que los puestos serán ubicados en Jumuza y en El Camíbar, mientras el IV Comando Militar lo hará en El Toro. “La presencia nuestra es determinante porque no se trata sólo de trabajar por la preservación del humedal y el medio ambiente, sino también contra las actividades del narcotráfico y el contrabando que se produce en esa zona”, dijo el jefe militar.

Según Barahona, con la instalación de los puestos militares mantendrán el patrullaje y el control total desde río Frío hasta Punta Pizote. Tras inspeccionar los trabajos realizados para recuperar el caudal del río Niño y la laguna La Uva, el jefe militar destacó el esfuerzo conjunto e interinstitucional por orientación del Presidente de la República. “Nos satisface que se hayan recuperado unos dos metros de la laguna y haber logrado la reapertura del río Niño en su totalidad, ahora nuestro trabajo es la construcción de los puestos de control”, sostuvo el militar

El Niño y La Uva en
proceso de recuperación
El delegado del Marena, Norman Gutiérrez, señaló que dispusieron un plan de trabajo en dos direcciones: “Una para fortalecer el sistema de regulación, control y vigilancia en la zona, y la otra para ejecutar los trabajos ingenieriles y retornar las aguas a la laguna, pues los canales ocasionaban un proceso de desecación y fueron construidos para pastizales y actividad ganadera”, apuntó Gutiérrez.

“Rompimos el tapón del río Niño, no taponeamos los canales, pues de acuerdo al especialista de Transporte e Infraestructura, basta con los diques de contención para recuperar el cauce y el nivel normal de las aguas, tanto de El Niño como de la laguna La Uva”, sostuvo el funcionario.

Gutiérrez explicó que en los próximos días harán una limpieza total del río Niño hasta su desembocadura en el lago, pero aclaró que los trabajos no terminan ahí, “posteriormente haremos una valoración y haremos los ajustes que se tengan que hacer”.

El secretario de la reserva de biosfera, José Luis Galeano, valoró como acertados los trabajos realizados, “es evidente la recuperación natural que iremos alcanzando del humedal, no lo vamos a lograr en un año, pero es un proceso que nos garantizará mantener la categoría de Sitio Ramsar; el humedal es un lugar de anidación de aves, y atentar en contra de su ecosistema es atentar contra la vida de los habitantes”.

Para Galeano, el Marena está comprometido con la promoción del Refugio de Vida Silvestre para el ocio, la recreación y el turismo. “Un tour por esas maravillas de la naturaleza debiera disfrutarla cualquier nicaragüense o extranjero”, apuntó Galeano.

Aseguró que ya cuentan en el territorio con los materiales de construcción para los puestos militares con presupuesto asignado por la Presidencia de la República.