Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

En el marco de la celebración del jubileo, el Obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Bernardo Hom-bach, inauguró este domingo en la iglesia de La Merced el “Año Jubilar Parroquial”, que estará comprendido entre el 30 de mayo de 2008 y el 19 de junio de 2009.

El párroco de La Merced, Sergio Hernández, explicó que los Años Santos provienen de la tradición hebrea, y que La Biblia en el Capítulo 25 del Deuteronomio, dice que Dios pidió que le dedicasen un año a glorificarlo, ocurriendo entonces la liberación de los cautivos, la liberación de las deudas y de los terrenos cultivados.

El sacerdote dijo que a través del Año Jubilar pretenden anunciar a los católicos el Evangelio y la buena noticia del amor de Dios, contenido íntegramente en la Devoción-Consagración al Corazón Misericordioso de Jesús, así como difundir la teología y espiritualidad en sus diversas manifestaciones.

Hombach dijo durante la homilía que el Año será dedicado al Centenario del Altar del Sagrado Corazón de Jesús, construido el 25 de marzo de 1909 bajo gestiones del padre Francisco Alfaro y el vicario Guillermo Pereira.

“Ellos consagraron la parroquia y levantaron un magnifico altar. Considerando que la fecha del primer centenario es un acontecimiento notable y de gran trascendencia, me ha parecido oportuno declarar un Año Jubilar Parroquial en honor al Corazón de Jesús”, dijo Hombach.

Hernández narró que se le conoce como el Año de la Liberación y que la Iglesia Católica lo estableció así en el año 1,300, retomada la tradición por el papa Bonifacio Octavo.


La Merced
La iglesia La Merced fue fundada por los frailes mercedarios alrededor del año 1540, como un lugar de oración, pero fue quemada dos veces en la época colonial por los piratas y posteriormente por Máximo Jerez, quien destruyó con sus cañones la torre derecha desde el sector de Xalteva.

“Es un templo que encierra grandes acontecimientos históricos como centro espiritual, actualmente también esta inmerso en la cultura, en el arte y en el turismo. Con imágenes sacras que no se quemaron en el incendio de 1855, entre ellas la Virgen Dolorosa, el Cristo atado a la columna y otros”, expresó el religioso franciscano.

La Merced es una de las parroquias más significativas de la Diócesis de Granada, y nuevamente surge la oportunidad para dar a conocer los elementos más notables de su historia.

“Coincidiendo con la Gran Misión Continental promovida por la reunión de Aparecida, donde se habla de la evangelización casa a casa, la declaración del Año Jubilar reviste especial importancia para la renovación de la devoción al Corazón de Jesús, orientada a la consagración de las familias”, concluyó Hernández.