•  |
  •  |
  • END

Estudiantes de primero a quinto grado de la comarca el Obraje Sur, perteneciente a la Comunidad Indígena de Sutiava, recibirán clases en una moderna escuela construida con el aporte de 202 mil 385 córdobas de parte del Ingenio San Antonio (ISA), perteneciente al Grupo Pellas.

La obra fue inaugurada cerca de la antigua infraestructura, cuyo estado no permitía al alumnado recibir clases en condiciones dignas y seguras.

Pablo Medrano Álvarez, Secretario del Consejo de Ancianos de la Comunidad Indígena de Sutiava, agradeció al emporio azucarero la colaboración desinteresada en la construcción de puentes, como el denominado “La Gallina”, de escuelas como la “Clarisa Cárdenas” y el Obraje Sur, entre otras obras.

El dirigente indígena dijo que solicitarán al ISA financiamiento para la restauración de los títulos reales y la instalación de una oficina para preservar esos tesoros heredados por los antepasados.

Róger Montoya, Presidente de la Junta Directiva de la Comunidad Indígena de Sutiava, aseguró que solicitarán al ISA la reparación de la antigua aula del Obraje Sur, para que funcione como sala de reuniones y refugio ante desastres naturales.

Anunció que con auspicio del emporio azucarero en los próximos días un grupo de odontólogos de España atenderá gratuitamente a 800 pobladores de esta comunidad.

Norman Meza, Gerente de Servicios Generales del ISA, agradeció a los dirigentes de la Comunidad Indígena de Sutiava su anuencia en la construcción de varias obras a favor de la comunidad.

Anunció para el próximo 23 de junio la inauguración de una escuela en la comarca San Antonio, perteneciente a Sutiava, como parte de los programas de responsabilidad social del ISA.

Dijo que repararán varios centros escolares durante el próximo semestre, y seguirán contribuyendo al desarrollo de las comunidades.


Contentos y agradecidos
Benita Picado, habitante del Obraje Sur, agradeció al ISA por la construcción de la nueva escuela, lo que evitará la deserción escolar y mejorará el rendimiento académico.

Luis Alfonso Contreras Zeledón, alumno de cuarto grado, se mostró contento y dijo que cuidarán el centro escolar para que sirva a otros estudiantes.

Mientras Marbellí del Rosario Reyes, estudiante de quinto grado, solicitó la instalación de columpios, resbaladeros, entre otros juegos, para la recreación.

Por su parte, Leopoldina Pérez Paniagua, habitante de Barrio Nuevo, sector de Poneloya, reconoció al ISA que próximamente construirá un parque en ese vecindario, una escuela y casa comunal en la comarca San Antonio.