Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Después de cuatro largos meses de permanecer en pequeñas chozas en las afueras del Complejo Judicial de León, más de 200 afectados por el Nemagón exigen a los magistrados del Tribunal de Apelaciones de Occidente que se pronuncien sobre dos expedientes que les atañen.

Los protestantes exigen a los encargados de impartir justicia que emitan fallo de las causas pendientes 214 y 215, por las solicitan sentencia de jurisdicción y sentencia definitiva de los Juzgados Segundo de Distrito Civil de Chinandega.

El representante legal de los afectados por el Nemagón, Bernard Antonio Zavala, expresó que las empresas transnacionales que fueron condenadas y responsabilizadas por daños en la salud de más de mil 400 ex bananeros, se sintieron dañadas por la sentencia de los magistrados, e interpusieron un recurso de apelación para evitar pagar una indemnización superior a los 900 millones de córdobas.

“Por la retardación de justicia en nuestro país, las víctimas del Nemagón decidieron plantarse frente a los juzgados en forma de protesta hasta recibir una respuesta de los magistrados”, explicó Zavala.

Pero en una reunión de media hora entre el magistrado Octavio Martínez, del Tribunal de Apelaciones de Occidente, el abogado Zavala y el señor Reinaldo Castillo Cáceres, en representación de sus compañeros víctimas del Nemagón, se concluyó que el caso será revisado lo más pronto posible.

El magistrado Martínez manifestó que la retardación en este caso obedece a la cantidad de juicios y procesos pendientes que diariamente llegan a los juzgados.

“Le suplicamos a los magistrados que tengan un poco de celeridad en este caso, muchos ex bananeros ya han muerto, otros están enfermos, y no podemos esperar más tiempo”, expresó Castillo Cáceres.

Las empresas norteamericanas que fueron condenadas e inmediatamente apelaron la sentencia de las autoridades judiciales son: Standard Fruit Company; Shell Oil Company; The Dow Chemical Company; Occidental Chemical Corporation y Dole Food Company, INC.