• Noel Gallegos (COLABORACION), MASAYA |
  • |
  • |

El trabajo en pro del medio ambiente que coordinan las delegaciones del Instituto Nacional Forestal (Inafor), la Unidad Ambiental de la Alcaldía de Masaya, Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) y la Policía Nacional, se ha ido desarrollando de manera paulatina en el departamento de Masaya.

“Es como ir a la guerra sin armas”. De esa manera calificó Margarita Sánchez Centeno, delegada del Inafor en esta ciudad, la principal limitante con la que se ha encontrado en su trabajo. “No contamos con medios de transporte para ejecutar los operativos contra los infractores de la ley de medio ambiente. En algunas ocasiones la Policía nos brinda apoyo, pero ultimadamente no contamos con la patrulla por tener desperfectos mecánicos. Prácticamente estamos con las manos atadas”, afirmó.

Sin embargo, agrega la delegada, auque sea a paso lento, el trabajo no se ha detenido. “Actualmente se está capacitando a los productores de las comarcas para que obtengan conocimientos y experiencias sobre el trabajo que se realiza en el campo, por ejemplo en el sistema agrosemipastoril y el vivero forestal. Además les impartimos capacitaciones sobre plantaciones forestales”, agregó.

Encuentro con artesanos

Explicó que los artesanos que trabajan con madera no quedan exentos de las indicaciones pertinentes. Alegó que se les ha explicado sobre las leyes de veda forestal y delitos ambientales que el año pasado entraron en vigencia.

“Sostuvimos encuentros con los artesanos en madera, cuyo objetivo es sensibilizar y concienciar sobre el trato a la madera”, afirmó. Actualmente, con la entrada en vigencia de la Ley de Veda Forestal, las especies preciosas que no se pueden talar son: cedro, caoba, mangle, ceiba, pochote y el pino.

Según las estadísticas del Inafor-Masaya, el tráfico ilegal de madera ha disminuido considerablemente en los últimos meses, debido a que se está aplicando la correspondiente ley.