•  |
  •  |
  • END

Apoyado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos de Norteamérica, el proyecto denominado Cultivar, cuyo propósito es elevar el cumplimiento de los estándares laborales y la competitividad del sector agrícola de Honduras, Nicaragua y República Dominicana, inició en este departamento.

El proyecto durará tres años con un presupuesto de 2.6 millones de dólares para los tres países, donde involucrará a sectores agrícolas claves para mejorar las condiciones de trabajo en fincas con énfasis en salud y seguridad. También incrementará el conocimiento de los trabajadores en cuanto a sus derechos y su capacidad en el uso de mecanismos apropiados para ejercitarlos.

La Federación de Trabajadores del Banano de Chinandega (Fetrabach) y la Federación de Trabajadores del Banano, Agrícola y Servicios de Chinandega (Fetbasch) afiliadas a la Central Sandinista de Trabajadores (CST) “José Benito Escobar”. y la Federación “Luis Anduray Neyra” perteneciente a la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC) junto a la organización Profesionales para la Auditoria Social y Empresarial (PASE) realizarán varias actividades para cumplir objetivos y metas del Proyecto Cultivar.

Cada federación seleccionará a seis dirigentes sindicales que tengan conocimientos básicos en salud, seguridad ocupacional, negociación y convención colectiva, los cuales serán entrenados por expertos nacionales e internacionales en materia laboral.

Los 18 dirigentes sindicales capacitarán en estos temas cada cuatro meses durante los tres años que dure el proyecto a trabajadores y afiliados de las siete fincas bananeras del país. Para cumplir este propósito se conformó el equipo técnico capacitador del Proyecto Cultivar firmado por Roberto Ruiz, secretario general de la Fetrabach, Arnulfo Navarrete, secretario general de la Fetbasch, José Zavala, vocal de la ATC-Chinandega, y Alberto Legal López, coordinador nacional del Proyecto Cultivar.

Además, se conformó el Comité de Trabajo Sindical del proyecto integrado por dos representantes de cada federación sindical y el coordinador nacional del proyecto.

Ambas instancias capacitarán a 100 trabajadores no sindicalizados y a 80 afiliados sindicales provenientes de una de estas tres federaciones.

Según datos de la organización Productores del Banano de Nicaragua (Probanic) existen cerca de 2,000 trabajadores en las fincas bananeras. Se espera que al concluir el proyecto en 2,010 sean capacitados más de 1,600 trabajadores, beneficiándose al 81 por ciento del total de la mano de obra que genera este sector económico.

La Asociación de Empleadores (Probanic) y las fincas bananeras Alfonsito, Alfonso, Pensilvania y San Luis pertenecientes a Alfonso Callejas, y la finca bananera Coquimbo, propiedad de Eduardo Gasteazoro, han mostrado aceptación y apertura al Proyecto Cultivar.

El proyecto mejorará las relaciones entre empleador y trabajadores, y será un canal para activar el diálogo social en este sector económico a mediano plazo.

Cultivar contará con participación de marcas minoristas socialmente responsables, sindicatos y ONG en cuanto asesoramiento y fomento de la participación de sus contrapartes locales. A través de este grupo, se fomentará el cumplimiento de fincas proveedoras con estándares nacionales e internacionales.

Los trabajadores obtendrán conocimientos acerca del goce de derechos básicos, riesgos a la salud y seguridad ocupacional y cómo prevenirlos, documentación de violaciones y riesgos laborales, mayor apoyo a la comunidad y el gobierno respecto a problemas que ellos detecten, y ambientes de trabajo sanos y estables.

Los productores y gerentes de fincas conocerán los beneficios del cumplimiento con los estándares laborales, mayor acceso a mercados, entre otros beneficios.

Las compañías multinacionales tendrán acceso a mejores prácticas en la industria, mayor reputación como compañías socialmente responsables con sólidas y sustentables prácticas en su cadena de suministros y mejores relaciones con proveedores.

Alberto Legal López expresó que participarán trabajadores, gobierno a través del Ministerio del Trabajo (Mitrab) y las empresas con apoyo del Comité Nacional de Productores de Azúcar.