Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

(Colaboración)

El alcalde de Wiwilí, Ervin Hernández, declaró estado de emergencia ante las crecidas de los ríos que destruyeron los puentes de la ruta Wiwilí-Plan de Grama y Wiwilí-Wanblán.

El puente antes de llegar a Wamblán tiene un costo de cuatro millones de córdobas y el que comunica con Plan de Grama, cinco millones de córdobas.

El miércoles, Venancio Chavarría, promotor de la Comisión de Paz del Cepad de Wamblán, logró llegar a Wiwilí en un camión IFA, único medio para salir.

Vía radio se reporta que las cosechas podrían perderse si continúan las lluvias. Los ganaderos de la zona están perdiendo a diario miles de córdobas porque no pueden sacar la leche y el queso para abastecer a Wiwilí y Jinotega.

El alcalde confirmó al pastor José Luis Rodríguez que el Comité de Emergencia Municipal, con ayuda del departamental, está trabajando duramente para restablecer el servicio de agua.


22 casas dañadas en sector Kilambé
Otros reportes indican que en el sector del Kilambé, a causa de los derrumbes, han sidos dañadas 22 casas y la población se mantiene alerta por la posibilidad de más lluvias.

Los líderes comunales y promotores de la comisiones de paz del Cepad pidieron auxilio al quedar incomunicados por la destrucción de los caminos en el sector de La Camaleona, La Niña y San Juan de Asuas. En San José de Bocay, dos camiones suspendieron el servicio de transporte por el pésimo estado de las vías.

Los productores Orlando Montenegro y Martín Castillo declararon que sus fincas quedaron inundadas y las cosechas de granos básicos están a punto de perderse.