Francisco Mendoza S.
  • |
  • |
  • END

Campesinos beneficiados por la comunidad de Muy Muy con un mil 500 manzanas, para 80 familias de desmovilizados de la Resistencia y del Ejército de Nicaragua, quienes fueron desalojados por la fuerza policial recientemente, manifestaron que siguen luchando para recuperar las tierras que le fueron entregadas.

Ahora están viendo que será muy difícil recuperarlas, debido a que esas tierras las ha usurpado, supuestamente Hilario Sáenz Gutiérrez, quien actualmente se encuentra pagando condena de 14 años de prisión por narcotráfico en la Cárcel Modelo, y fue condenado a pagar una multa de 20 millones de córdobas.

Los campesinos señalan en un escrito, que el 17 de marzo de 2005 interpusieron demanda en el Juzgado Segundo de Distrito Civil de Matagalpa contra Sáenz Gutiérrez, quien contando con el apoyo de la Policía de Muy Muy los despojó de las tierras que ya estaban trabajando, por lo que el 29 de diciembre del mismo año, el fiscal auxiliar Julio César Bolaños Meza ordenó que les restituyeran sus derechos de posesión en la propiedad, pero eso no se cumplió.

En carta enviada a la primer comisionada Aminta Granera Sacasa, a otros poderes del Estado y organizaciones de derechos humanos, señalan que en ese entonces --mayo de 2006-- el jefe de la Policía de Matagalpa resuelve sobre recurso de amparo en la propiedad, interpuesto por el abogado Jorge Ballesteros Zamora en representación de Hilario Sáenz, donde declara “ha lugar” al recurso interpuesto y más bien les ordena que desalojen la propiedad, en caso contrario serían desalojados por las brigadas especiales.

En la carta, firmada por Santiago López Marín, Manuel Salvador Barquero Córdoba, Francisco Blandón Loza y Luis Francisco García Lúquez, en representación de las 80 familias, señalan que han visto en dos ocasiones al jefe de la Policía de Muy Muy conduciendo un vehiculo propiedad del que fue capturado con la cocaína.

En la misma carta los afectados piden a Granera Sacasa que la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Nacional investigue al jefe de Muy Muy, para frenar lo que ellos califican como abuso de autoridad.