•  |
  •  |

El Ministerio del Trabajo (Mitrab), emitió ayer en la delegación departamental de Rivas, una resolución administrativa en la que aprueba el despido de 85  trabajadores que laboraban como guardas de seguridad y jornaleros del desarrollo turístico Rancho Santana, localizado en la comunidad El Limón uno, del municipio de Tola.

La resolución administrativa no fue vista con buenos ojos por los obreros y fue catalogada por los ex trabajadores como “el paso del huracán Juana”, ya que  dejan a 85 familias a la intemperie, con deudas en las pulperías y tiendas”, señaló Noel Castillo Martínez, de 30 años quien aseguró que laboró por diez años en este desarrollo turístico.

Los despedidos tenían en su mayoría más de diez años de trabajar en este desarrollo turístico y aseguran ser originarios de las comunidades rurales de Tola  y que sus familias dependían de ellos.

 

Despedidos por irse a huelga
Castillo Martínez señaló, junto al resto de sus compañeros, que el despido masivo se origina a raíz de la huelga que iniciaron el primero de septiembre con el objetivo de presionar a los administradores del proyecto para que les mejoraran sus condiciones laborales y entre sus solicitudes mencionaron la instalación de casetas para protegerse del sol y la lluvia, la entrega de botas, capotes entre otros.

Según la resolución, como parte de la huelga, los ex empleados cerraban el portón de acceso a Rancho Santana impidiendo la entrada y salida de los dueños, contratistas, huéspedes y proveedores y el seis de septiembre el Mitrab emitió una resolución en la que declaró la huelga de ilegal y ordenó suspenderla en 48 horas, advirtiendo a los trabajadores que caso contrario el empleador tendría la facultad de cancelar los contratos.

Pero los trabajadores continuaron en huelga y la solicitud de cancelación del contrato laboral se hizo efectiva ante el Mitrab de Rivas, el 19 de septiembre, a través del abogado Carlos Cerda, en representación de la Asociación de Propietarios de Playa Rosada.

El fallo del Mitrab cayó como balde agua fría a los ex trabajadores, poco antes del mediodía de ayer y en la resolución se señala que los despedidos incumplieron con los artículos 249 y 18 del Código del Trabajo y a la vez se les señaló de no cumplir  con la jornada laboral, horario de trabajo y las órdenes e instrucciones del empleador.

Los corridos después de “digerir” el fallo, se trasladaron a la secretaría departamental del FSLN de Rivas, para solicitar apoyo, ya que señalaban que la resolución estaba viciada y que era ilegal y señalaron a los encargados de la administración Álvaro Meneses, Alan Vílchez, Manuel Cortez y Byron Mota, de ser los que en represalia solicitaron el despido.