•  |
  •  |

Una desastrosa atención, es la opinión generalizada de los estelianos que acuden a la clínica médica previsional que funciona en esta cabecera departamental, aunque son pocos los asegurados que se atreven a declarar sobre el pésimo servicio médico que se presta.   

Una de las afectadas es la asegurada Luisa Ruiz, quien dice que la atención que recibe en la clínica previsional “es espantosa, porque para que atiendan a un paciente, primero hay que hacer enormes filas para registrarse, luego sacar la cita y posteriormente hacer otra enorme cola  para que autoricen exámenes y otros requerimientos”.

Ruiz aclara que el actual local, en comparación al anterior donde funcionaba y que alquilaban contiguo al hospital San Juan de Dios, es más amplio, aunque con mala ventilación, además de haber sido diseñado con gradas que en ninguna parte tienen rampa de acceso para personas que lleguen en silla de ruedas.

Problema: medicamentos
Los pacientes que se quejan que el desastre está en la falta de medicamentos, ya que la atención del personal, según Francisco Espinosa, es buena.

El mayor problema está en los medicamento para personas con padecimientos crónicos como hipertensos y diabéticos casi siempre no hay. El paciente debe de ir hasta cinco veces porque todo está centralizado en Managua y el abastecimiento de fármacos es burocrático.

Para colmo es que si no hay medicamentos para los pacientes crónicos y quienes están en la farmacia consideran que la receta ya tiene varios días, obligan al paciente a que busque un médico que se la actualice, lo que implica perder tiempo y paciencia.

En Estelí sólo funciona una clínica médica previsional, ya que cuatro clínicas privadas que había en la ciudad, el Minsa las mandó a cerrar en el 2008.

El doctor Víctor Treminio, delegado del MINSA en Estelí reconoció que en la clínica previsional hay problemas comenzando por el desabastecimiento de medicamentos para los pacientes crónicos.