•  |
  •  |

Decenas de familias rurales de la Segovia y sobre todo las productoras de la Fundación Entre Mujeres, están utilizando y dando auge a tecnologías alternativas y amigables con el ambiente como es producir gas metano a partir del estiércol de ganado.

Para ello han acogido la elaboración de biodigestores, fáciles de construir y que permiten un buen ahorro económico utilizando los recursos que hay en la comunidad.

Varias productoras de Pueblo Nuevo y Condega, en Estelí, así como Dipilto, en Nueva Segovia, dijeron que antes de instalar los biodigestores gastaban un promedio de 160 libras de leña por semana. Actualmente utilizan solo 40 libras en el mismo período. Pero además ya no cortan árboles verdes, lo que sin duda contribuye al medio ambiente y a la recuperación de los bosques.

Juanita Villarreyna, vice coordinadora de la Fundación, y varios de los beneficiarios dijeron que se trata de una tecnología fácil de manejar.

Graficaron que se aplica el estiércol de ganado diariamente “y la tecnología es una buena alternativa en invierno cuando la leña esta húmeda o mojada y es difícil que encienda”.

También como abono
Con estos sistemas también se aprovechan los desechos líquidos que salen del biodigestor ya que se usa como abono orgánico para los cultivos.

Muchos productores están solicitando biodigestores en concepto de crédito, lo que evidencia que está funcionando y proporcionando beneficios a las familias rurales.