•  |
  •  |

En celebración del día internacional para la reducción del riesgo de los desastres, se realizó un carnaval y una mini feria educativa donde participaron colegios e instituciones de Masaya.

Esta actividad fue impulsada por Care Internacional a través del proyecto Dipecho con el fin de que las personas conozcan sobre el riesgo y como enfrentarlo.

Luis Castrillo, comunicador de Dipecho, dijo que esta actividad es un mandato de las Naciones Unidas, por las situaciones de emergencias que se presenta a nivel mundial, por tal razón decidieron destinar el segundo miércoles de cada mes de octubre como el día internacional para la reducción del riesgo de los desastres.

Agregó que el objetivo principal de prevenir, de mitigar y de crear conciencia a la población para que estén preparados ante un desastre, “porque en la medida que uno se prepara y está organizado mitigás los desastres, eso es lo que se requiere y es ahí que como proyecto trabajamos en la preparación de la población ante las amenazas volcánicas y sísmicas”, indicó Castrillo.

Alto riesgo
Según Castrillo, Masaya es una ciudad multi amenazas con un alto  riesgo que  está catalogado por Ineter como ocho o sea que dentro de las ciudades de Nicaragua, la cuna del folclor tiene un alto grado de índice de riesgo debido a las amenazas sísmicas y volcánicas además que es una ciudad muy poblada, también existen casas antiguas, y hay gran cantidad de fallas sísmicas que atraviesan la ciudad y el complejo volcánico incluyendo la laguna de Apoyo hace que sea bastante vulnerable.

“Nos interesa que la población conozca y no nos quedemos sin hacer nada porque tenemos oportunidad de salvaguardar nuestra vidas y solo lo podemos lograr organizándonos, preparándonos y estar conscientes que tenemos una situación de amenaza pero que la podemos disminuir”, explicó Castrillo.

Capacitaciones
Las capacitaciones a la población son impartidas por la Defensa Civil, que han realizado campamentos de entrenamiento donde los pobladores que participan aprenden primeros auxilios, como rescatar a una persona que está atrapada en los escombros tras un terremoto y de ahí se conformaron bridas de respuesta ante una emergencia.

En esta actividad participó la Asociación de Municipios Integrados por la Cuenca y Territorios de la Laguna de Apoyo de Nicaragua, AMICTLAN, quienes explicaron los riesgos de la Laguna de Apoyo y participaron alumnos de diferentes colegios de Masaya, quienes también han sido capacitados.

Por su parte, el alumno Darwin Fabián Ortiz, dijo que esta actividad es muy buena porque así conocen cómo enfrentar y de qué manera pueden estar prevenidos ante un desastre natural.