•   CHONTALES  |
  •  |
  •  |

A pesar que los dieciocho adolescentes que existen en el penal regional de Cuisalá, ubicado en Juigalpa, reciben buen trato de los funcionarios y mantienen comunicación con sus familias, carecen de condiciones higiénicas sanitarias, medicinas, iluminación artificial y una galería aparte de los adultos, dijo Maryam Collado, delegado territorial para Boaco y Chontales de la Procuraduría para Defensa de los Derechos Humanos.  

Según Collado en el proceso de fiscalización que realizaron sobre “cumplimiento de los derechos humanos de adolescentes con medidas definitivas de privados de libertad entre el año 2010 y el primer semestre 2011”, encontraron las limitantes  descritas.

Explicó que el principal objetivo era valorar si se estaban garantizando y respetando los derechos humanos de los adolescentes con medidas privativas de libertad en el penal, donde hay 880 internos, de los cuales 18 son adolescentes que por falta de recursos comparten celdas con los adultos.        

Urgen centros para adolescentes

Ante esa situación Collado recomienda al estado de Nicaragua que priorice la construcción de un centro para los adolescentes del
penal.  

También recomendó al director del sistema penitenciario de Cuisalá, realizar la separación efectiva de los adolescentes con los adultos.   

De igual manera el representante de la Procuraduría para los Derechos Humanos recomendó al director del penal y al jefe de la policía de Chontales, comisionado mayor Xavier Carrillo Suárez, a coordinar esfuerzos para que los adolescentes que ya tienen medida definitiva de libertad y que todavía se encuentran en las celdas preventivas de Chontales, sean trasladados a Cuisalá.

Collado también recomendó que cuando los adolescentes presenten sintomatologías bacterianas, virales o crónicas sean atendidos inmediatamente por un médico.

Otra de las demandas que hizo la PDDH es que tanto los funcionarios del penal como los adolescentes sean capacitados en temas de derechos.

Cumplir recomendaciones
“Vamos a realizar una planificación de actividades para cumplir estas recomendaciones. (El jefe del sistema del penal de Cuisalá, el jefe de la policía de Chontales, la juez de distrito penal de los adolescentes y la directora de la oficina de ejecución y vigilancia de las sanciones penales de los adolescentes) se comprometieron a cumplir con toda estas recomendaciones y vamos a trabajar para que en el penal se construya alguna galería o celda para los adolescentes”, enfatizó.

Dijo: “vamos hacer una estrategia conjunta con las alcaldías, con los hermanamientos para que logremos gestionar este proyecto.