•  |
  •  |

Con el Rosario al santo patrono de los sancarleños, San Carlos Borromeo, y la bajada de la imagen al atardecer del miércoles, la Iglesia Católica arrancó con la celebración de la fiestas patronales que de acuerdo al párroco Carlos Alvarado, en vísperas de las elecciones, los cristianos deberán ser iluminados por el modelo heredado por el Santo para que prevalezca un clima de paz y tranquilidad.

El sacerdote evocó la vida de San Carlos Borromeo para seguir su ejemplo. “Es una riqueza, modelo de prudencia, caridad, humildad, fidelidad, testigo de Cristo, de fe, protector de la Iglesia Católica que debe inspirarnos para hacer de estas elecciones una fiesta cívica”, expresó. El párroco dijo que han orientado a los fieles a ejercer su derecho al voto, saliendo muy de mañana, después de hacer su oración, la cual será en la parroquia de San Carlos a las 6:00 de la mañana el día de las votaciones.

El párroco dio a conocer el Novenario del santo patrono que se realizará en los diferentes barrios de la ciudad y en el Camposanto. También en el marco de la celebración religiosa, el próximo sábado a las 10 de la mañana unos 200 jóvenes recibirán la confirmación en la Santa Misa que oficiará el Obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, René Sándigo.

Bendición y procesión  
El 4 de noviembre despuntarán con una diana y juegos pirotécnicos para pasar a bendecir el monumento con la imagen de San Carlos Borromeo, que será ubicada en la entrada a la ciudad, así como la bendición de la Avenida Solidaridad.

Seguidamente, será la procesión, y a las 10 de la mañana la solemne eucaristía en una misa concelebrada por sacerdotes, y presidida por el obispo Sándigo. En víspera de esa celebración, el tres de noviembre, los católicos realizarán la   vigilia; a las 11 de la noche habrá misa y a las 12 cantarán las mañanitas al santo. 

El religioso explicó que a partir de hoy hasta el 2 de noviembre, la diminuta imagen será recibida por los católicos en los barrios, donde habrá misas, animación, prédica, evangelización, testimonios y cantos religiosos, actividades culturales para jóvenes y niños, y bendición de los hogares.