•  |
  •  |

El Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais-Minsa, de Nueva Segovia le declaró la guerra a las chinches portadoras del parásito Trypanosoma cruzi, causante del mal de “chagas” en seres humanos. Y en este propósito, el Ministerio de Salud recibe el apoyo financiero y técnico de la Cooperación Internacional de Japón, Jica, y de la Organización Panamericana de la Salud, OPS.

“Hicimos una jornada de fumigación, por dentro y fuera de las viviendas, en 18 comunidades de Macuelizo y 23 en Santa María para eliminar la Triatoma dimidiata”, indicó el doctor Eddy Cáceres, encargado de Epidemiología en el departamento, haciendo referencia a uno de los géneros del insecto transmisor del parásito. Las acciones sanitarias también se impulsan en Madriz, Estelí, Matagalpa y Jinotega.

El galeno también informó que están medicando a los pacientes que padecen la enfermedad, caracterizada por el agrandamiento de los órganos internos como el corazón, esófago, colon,  hígado, bazo, entre otros. “La Organización Panamericana de la Salud nos está facilitando el Nifurtimox, que es el tratamiento con que estamos manejando”, señaló.

Lidian contra un insecto “nómada”

Santa María con 4 mil 700 habitantes es el municipio con mayor número de pacientes registrados, 110 en total, con edades que oscilan entre los 25 y 55 años. Le siguen Ocotal (41 mil habitantes) con más de 60 y en menores cantidades Murra, Mozonte y Ciudad Antigua.

Cáceres dijo que no se han registrado pacientes menores de 15 años, lo que indica que los actuales enfermos con el mal de chagas, se infestaron hace tiempo, considerando que la aparición de síntomas de la enfermedad demora de 7 a 15 años, desde la picadura.

La chinche Triatoma dimidiata está presente en los 12 municipios del departamento, pero los más afectados son Mozonte, Ocotal y Ciudad Antigua. La variedad de este insecto portador del mal es más emigrante, que alterna su presencia entre la vivienda y el bosque, según la temperatura ambiente que prefiera.

Cáceres dijo que fumigarán las comarcas que muestren arriba de un 5% de presencia del insecto y continuarán realizando las pruebas serológicas para la detención de enfermos.

El más efectivo está eliminado

La buena noticia, según el doctor Cáceres, es que la chinche Rodnios prolixus no se ha encontrado con las recientes encuestas entomológicas en el departamento. “Quiere decir, que nosotros ya lo eliminamos, y es el más efectivo para transmitir la enfermedad, porque su forma de vida es casera. La OPS nos plantea que estamos en la fase de certificación de eliminación de este insecto”, añadió.

El combate contra este insecto y el parásito hospedado en muchos pacientes se ha realizado con la participación de brigadistas de salud, voluntarios y una red comunitaria que se encarga de vigilar a la Triatoma dimidiata, más difícil de exterminar por su vida silvestre.

Agregó que si el insecto es hembra, dan prioridad a la vivienda donde se encontró por si acaso ha dejado huevos para evitar una probable población de ninfas.  

No permitir animales dentro de la casa
Las recomendaciones para la población es mantener la higiene en el hogar, evitar la acumulación de objetos inservibles dentro de la vivienda que facilitan un criadero de la chinche. También repellar las paredes o tapar grietas o hendiduras, lugares favoritos para su reproducción.  

También evitar que las gallinas pongan huevos debajo de las camas o sobre ellas y que los perros duerman en el patio, porque pueden hospedar el parásito al ser picados por el insecto.

El médico explicó que la chinche realiza su actividad chupadora durante la noche, mientras su víctima duerme. Suelta una sustancia anestésica en el punto donde picará para no despertarla.