•  |
  •  |

Los miembros de la Asociación Civil de Bomberos Voluntarios de Granada dejarán de dormir en condiciones difíciles, luego de la donación de unos veinte colchones que les hicieran los caballistas de esta ciudad, a través de su presidente, Julio Castillo. La entrega se realizó el pasado fin de semana en la casa comunal de Villa Sandino, donde funciona el cuartel de los voluntarios.

 “Muchos de nuestros bomberos dormían en el suelo y otros sobre los alambres de las literas, porque no había colchones. Le transmitimos la necesidad a los hípicos y ellos nos respondieron de forma positiva, entregándonos estos veinte colchones”, expresó el comandante Roberto Lanzas Pérez, jefe de la Asociación.
 
Colaboración de doble vía

Lanzas manifestó que la colaboración no es de una sola vía, puesto que los bomberos también atienden el llamado que los hípicos hacen para resguardar las fiestas patronales de agosto y las hípicas nocturnas que se realizan por lo menos tres veces al año. “Hay una hermandad entre los hípicos y los bomberos”.

La Asociación Civil aglutina en el departamento de Granada a más de 61 varones y mujeres --16 de ellos permanentes-- que solamente reciben una mínima contribución económica a cambio de su labor, explicó el comandante, quien dijo que a pesar de las dificultades gozan del reconocimiento de la población, que acude a ellos en situaciones difíciles.