•  |
  •  |

Siete socios de la Cooperativa de Transporte y Pasajeros, Cotranspas, de León, entregaron dos millones 107 mil 350 córdobas, para comprar siete unidades de buses a la empresa Hankook Motor S.A., en febrero de este año, pero a la fecha, el dueño del autolote “se esfumó”.

Los transportistas denunciaron por estafa al gerente de Hankook Motor S.A. de origen coreano, Hosik Yun, en el Distrito Uno de Policía en Managua.

Según los perjudicados, el coreano se había comprometido en entregar las unidades el 30 abril en el autolote “Dragón Segurity” en la capital, luego solicitó una prórroga de cinco meses, pero hasta hoy nada se ha materializado.

El problema se incrementa para los transportistas, quienes solicitaron a la microfinanciera Caruna, un préstamo de US$101,500, equivalente de dos millones 107 mil 350 córdobas, para la adquisición de la flota vehicular, según dio a conocer Miguel Ángel Silva Murillo, presidente de Cotranspas.

Se hicieron “humo”
Los socios de Cotranspas, llegaron el 18 de septiembre  al auto lote Dragón Segurity en Managua, para retirar --según ellos-- los siete microbuses KIA, modelo Combi, año 2002, pero en el lugar estaba otra empresa con otro personal, que confirmó que el coreano había abandonado el país.

Francisco Emilio Centeno Valdivia, Vicepresidente de Cotranspas y uno de los socios afectados, acusó por complicidad a Meyling Madrigal y a Esilda Rosa Porta Rodríguez, secretaria y asesora legal, respectivamente, de la empresa fantasma, así como a Carlos Canales, extrabajador de Caruna en Managua.

Centeno se quejó del actuar del Ministerio Público, porque mantienen “engavetado” el caso de estafa.

“La deuda que adquirimos con Caruna, no se detiene, estamos con serios problemas, nuestras unidades se encuentran deterioradas y fuera de servicio, hicimos el préstamo con el objetivo de mejorar nuestra flota vehicular, y fuimos estafados, estamos conscientes de que actualmente brindamos un mal servicio a los usuarios”, detalló Centeno.