•  |
  •  |

Para dar respuesta a las necesidades alimenticias de las comunidades de La Pita, Pitilla, Buena Vista, Mohosa, Brasil, Ochomogo, Santa Gertrudis, Cerro Parrales, Nance, Pedernal, El Encierro y Manantial, se analizó la situación de 2,582 personas, para entregárseles paquetes alimenticios, para suplir sus necesidades.

La entrega se hizo de acuerdo con la caracterización demográfica y con el mapa de pobreza y degradación ambiental, que determina que esas poblaciones son vulnerables a sequías, inundaciones, pérdida de cosechas, falta de agua o contaminación de las fuentes en todas las zonas.

El doctor Francisco Moraga, Director de la Fundación San Lucas, expresó que “beneficiamos a las personas de comunidades tereseñas y conquisteñas que, mediante nuestro monitoreo, se determinó que las fuertes lluvias de meses anteriores perjudicaron sus cosechas, y a través de la red de radiocomunicadores y de un censo de emergencia por comunidad, con el apoyo de promotores comunitarios, se hizo la distribución”.

Identificaron necesidades
El doctor Moraga expresó que “gracias a este sistema de información se encontró que las necesidades identificadas por los pobladores fueron en relación con inseguridad alimentaria y nutricional, como escasez de agua y de alimentos, por lo que se decidió apoyar con granos básicos para suplir dichas necesidades; también se determinó que había sobresaturación de agua en los suelos de las viviendas, daños en los techos y serios problemas de salud”.

“Tras esa “radiografía”, agregó Moraga, se solicitó ayuda a las organizaciones Trocaire y Lucas Internacional, para apoyar a 222 familias, con una población de 1,215 personas afectadas, y se dispuso de fondos de emergencia para alimentos, plástico (cinco metros por familia), cloro, filtros, medicinas para dar cobertura a 11 comunidades, y se logró extender ayuda con alimentos básicos a otras comunidades, como Remates, Hormiga y Naranjo, del municipio de La Conquista”.

Reflexión sobre cambio climático
Es importante mencionar que durante dos días consecutivos, el personal de Fundación San Lucas realizó un espacio de reflexión y de aprendizaje sobre cambio climático, con el fin de que líderes y lideresas conozcan y pongan en práctica conocimientos adquiridos. En este evento participaron 50 promotores agrícolas, ambientales, de salud, y comités de agua potable.