•   Bluefields / END  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hace 2 semanas se estancó en las Costas de Sandy Bay en el municipio la Desembocadura del Rio Grande, Atlántico Sur, una embarcación acuática semejante a un yate con un cargamento de droga, hasta ahora desconocido, la misma que de acuerdo a las autoridades militares fue saqueada por los comunitarios.  

Fuentes extraoficiales señalan que 3 personas han perdido la vida en diversas circunstancias y en relación al dominio y posición de la droga o del dinero producto de la venta, este martes 27 de diciembre el joven de Brenni Zelaya Gema de 22 años de edad, quien en completo estado de ebriedad asesinó a su progenitora Irma Gema Hodgson de 50 años, propinándoles varias estocadas cuando presuntamente llegó a pedirle el dinero de un kilo de cocaína que se había vendido, la madre se negó y este la atacó.

Por droga
Sobre el crimen en la que Brenni también pierde la vida, se menciona de un supuesto suicidio o la venganza que hizo la misma familia que lo fulminó porque es “castigo de Dios” lo que hizo señala una fuente.

La mañana de este miércoles también se encontró el cuerpo sin vida de otro joven de nombre “Rencat” quien aparentemente se quitó la vida.  Una fuente extraoficial señala que hace unos días por presunta venta de otro kilo habían asesinado en una comunidad del Atlántico Norte al padre del ahorcado y éste se encontraba en estado depresivo consumiendo alcohol.

Vía telefónica los comunitarios manifestaron que no hay presencia policial en la comunidad donde la disputa por droga está a la orden del día “nosotros llegamos ahí para tratar de controlar la situación pero el alcalde Hebert Dixon y los mismos líderes comunitarios se oponen a nuestra presencia”, dice el Capitán de fragata Blass Hernández jefe del distrito Naval del Atlántico que señala que la  Naval llegó a la comunidad pero habían miles de personas armados de palos saqueando el yate con droga.

Piden protección sin violencia

Pero una líder de la comunidad que prefiere su anonimato señala “que el día que cayó la droga fue un día dramático, todo mundo corriendo en busca de su paquete, hombres, mujeres, niños, todo mundo buscando conseguir algo mientras los efectivos de la Naval agredían a la gente para quítarles las drogas, incluso destruyeron dos viviendas en busca de la droga” señala la fuente quien relata que los líderes de la comunidad al ver la agresividad de los efectivos les dijeron “que eso era asunto de la comunidad y dejaran de agredir a la gente” “nosotros no nos oponemos a que la policía y la Naval mantengan el control de la comunidad pero sin violencia”, dice.

La embarcación se varó a 1 kilómetro de la comunidad de Sandy Bay, las autoridades solo recuperaron 3 kilos de cocaína pero por las características del yate se calcula que tenía 2 toneladas de cocaína y 3 marinos a bordo, al parecer  la embarcación era procedentes de la Isla de San Andrés y fue arrastrada por las fuertes oleaje del mar.

Debido a los últimos acontecimientos la Fuerza Naval mantiene una línea de vigilancia entre las costas marinas y los principales afluentes marítimos en la que realizan inspección de las embarcaciones y pasajeros que se movilizan en la zona.