•  |
  •  |

Bonanza

Nueve familias de Vesubio, comunidad del municipio de Bonanza, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, se mantienen en los albergues que fueron activados a raíz de las fuertes lluvias que caen desde el 22 de diciembre, mientras crece el temor de las autoridades de que se produzcan deslaves en los cerros ante la saturación de los suelos.
 Sin embargo, el alcalde de Bonanza, Alexander Alvarado, manifestó a EL NUEVO DIARIO que luego de una revisión a fondo de la situación de riesgo de la zona, el gobierno municipal en conjunto con el Sistema Nacional para la Prevención,
Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred, del municipio, decidieron levantar todos los albergues que se habían activado a raíz de las fuertes lluvias, quedando únicamente el de Vesubio debido a las condiciones geográficas de esa comunidad. “Nosotros como gobierno municipal y (como) Sinapred aquí en Bonanza hicimos una revisión de los riegos que pudieran correr las comunidades que teníamos evacuadas, por lo que concluimos que estas ya no corrían mayores riesgos, por tanto decidimos levantar todos los albergues que teníamos activados, en el caso de Vesubio decidimos mantener el albergue por riegos de deslave y evitar una catástrofe humana, por lo que continuamos asistiendo a nueve familias de esa comunidad. A ellos se les está garantizando la alimentación y todo lo necesario ahí”, manifestó.   
Justo ayer varios líderes de comunidades indígenas de Bonanza denunciaron a través de radioemisoras locales del Triángulo Minero, que los albergues se encuentran
desabastecidos y no son atendidos por las autoridades de gobierno.
Los denunciantes agregaron en su denuncia que la ayuda entregada durante la emergencia, fue solamente para familiares y personas allegadas a los líderes del partido de gobierno.
No obstante, el alcalde Alvarado negó tales acusaciones e insistió en que se garantizó en los albergues la alimentación y todo lo necesario para las familias afectadas.

Evalúan daños  
Igualmente agregó que la ayuda se distribuyó a las comunidades donde mayor afectación hubo por parte de las inundaciones y que actualmente se trabaja en la evaluación de los daños.
“En estos momentos estamos trabajando en la evaluación de los daños que nos han dejado las lluvias. Evaluaremos todas las afectaciones, sean estas en la agricultura, viviendas y puentes, para pasar los datos al Sinapred central y coordinar las acciones que vamos a tomar para ayudar a los afectados”, finalizó.

Lluvias no cesan
Ayer, los cielos de esta subregión minera de la RAAN seguían descargando agua y al parecer seguirían castigado al territorio por un buen tiempo.
El miércoles fue nuevamente un día nublado y de constantes lluvias ligeras en toda la zona, lo que hace latente el peligro de deslaves en los cerros y que se mantenga el desborde de ríos.
Varios ríos de diferentes comunidades en Siuna, aún se encuentran crecidos y las constantes lluvias hacen que la población permanezca atenta a cualquier situación que pueda originarse por las llenas.

 

Afectaciones alarmantes

Solo en el municipio de Siuna, las autoridades reportan afectaciones en al menos unas 45 comunidades, y de forma preliminar se contabilizan afectaciones en unas 300 manzanas de diferentes rubros.
En Rosita y Bonanza aún no se contabilizan los daños en la agricultura, sin embargo, las autoridades de gobierno reportan de modo extraoficial afectaciones en cientos de manzanas de cultivos, sobre todo de frijoles, que se cultivan en las vegas de los ríos. Otro rubro que reporta graves daños es el maíz y los lugareños reportan afectaciones alarmantes en diferentes áreas de cultivos.
Por otra parte, con el correr de los días son mayores los daños en la red vial, pues los comunitarios reportan el colapso de al menos 20 puentes que conectan a las comunidades con la vía central.